martes, 3 de octubre de 2017

Postres de la infancia III - Dalkys de chocolate

¡¡Dulceros!!
Aquí estamos una vez más para traeros una de nuestras versiones de "Postres de la infancia". Al estilo casero, por supuesto. Porque si algo nos gusta en "Cuky's Cookies" es las cosas hechas en casa, con mimo y cariño. Y toneladas de azúcar, pero eso por descontado.
No sé si os pasará a vosotr@s pero, al chef y a mí nos gusta hacerlo todo en casa. Intentamos no comprar nada hecho porque, todo lo de casa sabe mejor y además, siempre sabes lo que lleva. Eso te da tranquilidad.
El chef se está volviendo un poco "repunante" con esas cosas...Pero, qué le vamos a hacer...Se está haciendo mayor.
El que se come todo lo que encuentre es el pinche. Ya sea una galleta, o el papel albal que la envuelve. No tiene filtros... Cuky dice que hay que pulirlo. De eso ya se está encargando él.


El caso es que, nos dimos cuenta que habíamos dejado esta sección, que empezamos hace tiempo, un poco apartada. Y, como nos encanta versionar los postres que más nos gustaban en la infancia, no podían faltar unos dalkys de chocolate. Conocidos en el mundo entero, (o en España por lo menos).
Seguro que os suenan estos "yogures". De pequeña me encantaban. Y, como siempre fui un poco especial para comer, intentaba comerme antes el chocolate que la mousse de nata que había por encima, (porque quería dejar lo más rico para el final)...Ya os podéis imaginar el percal: Chocolate abajo, nata encima...Pero me gusta ponerme retos.
Igual que el chef que quiso elaborar él mismo estos vasitos, intentando ser lo más fiel a los originales. Y lo consiguió.
Tanto que los vasitos volaron prácticamente la misma tarde de hacerlos. Pero es que son adictivos. Y quien los haya probado, lo sabe. No puedes conformarte con uno solo...Siempre acabas comiendo otro, (por lo menos).

Si sois unos amantes de los dalkys y/o de los postres comerciales caseros ;) Coged papel y lápiz que esta receta es súper sencilla y rápida de hacer ^^

 
~200 grs. de Chocolate con leche (para postres)
~50 grs. de Chocolate negro (para postres)
~30 grs. de cacao en polvo desgrasado
~3 yemas de huevo L
~50 grs. de harina de trigo
~1/2 de leche entera
~200 grs. de azúcar blanco

 ~300 ml. de nata para montar (con al menos el 35,1% de materia grasa)
 (Nosotros utilizamos siempre la de Central Lechera Asturiana)
~2 claras de huevo L
~175 grs. de azúcar blanco

~Por un lado, mezclamos el azúcar y las yemas bien, y añadimos la harina y el cacao, ya tamizados y poco a poco, sin dejar de remover bien con unas varillas, para evitar los grumos.

~A parte, calentamos la leche en un cazo hasta que hierva y la añadimos a los chocolates troceados, poco a poco, sin dejar de remover hasta que se disuelvan y se integren bien, quedando una mezcla espesa y homogénea. Ponemos a calentar de nuevo a fuego medio, un par de minutos.
A continuación, añadimos esta mezcla de chocolate a nuestra mezcla de azúcar, de golpe, removiendo bien para que se integren y volvemos a poner todo en el cazo para llevar al fuego, a temperatura baja mientras removemos con unas varillas.

~Aumentamos la temperatura a media, sin dejar de remover con las varillas enérgicamente. La mezcla se irá espesando. Harán falta unos 10 minutos para que coja cuerpo. En todo este tiempo, no podemos dejar de remover, sobre todo en el fondo y los bordes, ya que, puede que se nos pegue al cazo. Hay que tener mucho cuidado.

~Pasasdo este tiempo y, una vez que nuestra mezcla haya espesado, apartamos del fuego y vertemos sobre una fuente que taparemos con papel film para evitar que nos cree costra. Dejamos enfriar a temperatura ambiente mientras preparamos la mousse de nata montada.


~Por un lado, montamos las claras añadiéndoles la pizca de sal, hasta que estén bien firmes, y reservamos en la nevera.

~Por otro, comenzamos a montar la nata y, cuando coja cuerpo, añadiremos poco a poco el azúcar, sin dejar de batir a velocidad media. Seguiremos batiendo cuando hayamos incorporado todo el azúcar hasta que la nata esté bien firme pero, sin pasarnos, ya que, podría cortarse.

~Añadimos la nata ya montada a nuestras claras, poco a poco y en varias veces, siempre con movimientos envolventes para que no se nos baje la mezcla. Aunque nos lleve más tiempo, es preferible ir echando poco a poco que todo de golpe. 
Cuando la mezcla esté bien homogénea, la pondremos en una manga pastelera con una boquilla de estrella y estaremos listos para decorar ^^

~Echamos nuestra cremita de chocolate en los vasitos, procurando echar lo mismo en cada uno, dejando un espacio para la nata. Por encima, decoraremos con nuestra mousse de nata y, ¡listos para comer!. Se conservan bien en la nevera hasta 3-4 días, (aunque la mousse no queda como el primer día, es inevitable, va perdiendo aire).

Guau, guau, guauuuuu, que diría Joaquín Luqui...Ay, ay...Estos dalkys me trajeron por el camino de la amargura-dulce, ¡gruff!. No porque no estuvieran buenos, que lo están, sino porque se comen solos...Y no empachan...Al principio..¡gruff!. Por eso después del sexto, me tuve que tomar un almax forte, para poder seguir comiendo. El resultado es que tengo que probar a hacer los de fresa, ¡¡guau!!.

Si el chef se empachó, el pinche y el niño-grande no se quedaron atrás. La que siempre llega la última en probar es una servidora...Pero ya me vengaré para la próxima....Muajajajaja...

¡Feliz semana, dulceros!
¡¡¡¡Abrazo de osete chocolatoso!!!!

Honey Kiss.

19 comentarios:

  1. Pues sí que traen buenos recuerdos sí, estos postres de antaño, entonces nos los podíamos comer(algunas) y ahora ya no. Porque ricos están hasta decir basta, aunque ya con mucha moderación. Te han quedado estupendos.
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola queridísimos! Y es que cada vez sois más en la familia ¿eh? El chef, el pinche, el niño-grande, la que escribe y la dejan sin postre ja ja ja Casi hay que llevar agenda para controlar a todos los que hay detrás de este blog al que tanto cariño tengo.

    En mi zona este postre se llamaba en mi tierna infancia Copas de Nata (y las vendía Danone) Era uno de los primeros postres "sofisticados" que llegaban al supermercado más allá de los yogures, flanes, natillas y petis suise que había hasta entonces. Y no es que yo tenga demasiado años es que en aquella época no había tantas cadenas de supermercados ni tanta marca blanca y mucho menos en un pueblo.

    Una de mis manías era dejar también la nata para lo último. Empezaba a comer por una esquinita e iba dando buena cuenta de la crema de chocolate. Mi madre se ponía negra porque tardaba un buen rato en comerme el postre (y si mi hermano que es más pequeño se descuidaba arrasaba con su nata) pero yo era feliz así.

    Vuestro postre tiene mejor pinta, todo lo hecho en casa ya se sabe... Guardo la receta y espero animarme pronto con ella

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola chicos!! ¿Qué tal el verano? Se nos ha pasado volando, eh, y ya estamos otra vez en la rutina. Lo bueno, es que ya tenemos el otoño tan deseado aquí, con este clima tan estupendo, ni mucho calor, ni mucho frío, y con estos colores que ya empiezan a inundar todo, ohhhhh, qué bonito.
    Casualmente, este verano he hecho mi primer dalky casero, pero ha sido el de fresa, fíjate que no recordaba el de chocolate, y eso que seguro que me he comido más de chocolate que el de fresa, ja, ja. Al revés que tú, yo me comía primero la nata, pues no soy muy de nata, aunque esta no estaba mal, pues estaba bastante dulzona, que lo que no me gusta de la nata es precisamente, lo sosa que es, je, je. Y me dejaba para el final el chocolate, ¡¡oh, estos recuerdos me están haciendo babear!! Tus dalkys han quedado divinos, y lo que digo siempre, lo que parece un yogur, eso, seguro que no engorda nada, así que nos lo podemos comer de dos en dos, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Qué ricos, es cierto, me has recordado mi infancia!! pero estos caseros y tan bien preparados nada tienen que ver con los comprados, de eso estoy segura. un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Hay que ver como son , mira que dejarte sin postre!!a mi particularmente me gustan mas los de fresa ,pero a mi hijo le encantan los de chocolate y estos tienen que estar mucho mas ricos que los industriales ,se ven deliciosos
    me encanta la foto
    bss

    ResponderEliminar
  6. Se ve delicioso, yo nunca los he probado, Cuky es un maestro de la repostería por lo visto, jaja. Yo también prefiero hacer las cosas en casa, como dices, así sabe una lo que llevan, de menos. También me gusta dejar lo más rico para el final, así que empiezo a comer alrededor o a escarbar. Muchas gracias por la receta, me la apunto porque tengo que probarla. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Que ricos cuantos recuerdos me traen , tomo buena nota besos

    ResponderEliminar
  8. Qué recuerdos...quién fuera niña otra vez...en fin...
    Yo era más de los de fresa, pero en mi casa hay gente con diferentes gustos así que seguramente tendrán muchísimo éxito. Besines!!!

    ResponderEliminar
  9. Me super encantaaaa!!! La receta se ve tremenda y te prometo que la haré... y las fotos... guauuu guauuuu ... son una pasada... no me pueden gustar más...
    Os mando muchos besos y feliz semana chicos!

    ResponderEliminar
  10. Hola guapísima !!!
    A la tercera va la vencida. El día que publicaste vine a verlos, pero era una hora muy mala y me tuve que ir sin remedio, so pena de atracar el mueble de las cosas dulces y darle fin a todo lo que hubiera por delante.
    Ayer volví, pero mi hija vio las fotos y dijo: cierraesopordiosss !!! jajaja está con el firme propósito de no comer cosas dulces entre semana y yo la acompaño.
    Y hoy por fin, puedo dar cuenta y recrearme con tus fotos y la receta, que no puede ser más rica y tentadora, de verdad, me ha encantado.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  11. Con lo que a mí me gustaban... Me gustaban tanto que mi madre me dejaba hasta desayunarme uno los domingos después de mi insistencia, ja, ja... Preciosos vasitos llenos de saborito rico!

    ResponderEliminar
  12. Suelo hacerlos en cas, en el microondas y nos encantan, es un postre muy sencillo y rico!! Bonitas fotos!! Bs.

    ResponderEliminar
  13. Te han quedado de película, me da que si los toco con el dedo pudieran ser de plástico, y eso es por lo preciosos que están que no parecen reales. Si, los comimos mis hermanos y yo y estaban muy ricos, pero me quedo con los tuyos, también me da que estos me engordarán menos,jjj. Besillos.

    ResponderEliminar
  14. Desde luego nada como la casero cuando el resultado es tan maravilloso como este. De niño me comí más de uno, recuerdo que era todo un festín abrir un Dalky y disfrutarlo hasta rebañar la copa, ohhh qué recuerdos...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  15. ¿Te puedes creer que de pequeña no me gustaban nada los Dalkys? Era una niña rara a la que no le gustaba ni el chocolate ni la nata, bueno ni los dulces en general. Lo malo es que de mayor sí que me gustan y demasiado, y claro, me tengo que controlar para no ponerme como una bolilla jajaja.

    Me apunto tu receta porque tienen una pinta increíble y seguro que a mi peque le encantan, que me ha salido muy golosillo. Preciosas fotos por cierto.

    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  16. Hola! Qué pinta más buena, nos encanta la presentación en vasitos! Besis

    ResponderEliminar
  17. Hola!! qué recuerdos y qué ganas de volver a tomarlos. Me encantan y con la presentación que nos pones me apetecen un montón, daría lo que fuera por tomarme uno ahora mismo, un beso!!

    ResponderEliminar
  18. Madre mia que pintaza mas deliciosa!!besos

    ResponderEliminar
  19. Guapi, qué pintaza, ya te lo dije por instagram, pero es que las fotos invitan a comerse unos cuantos de estos!!!

    ResponderEliminar

Tu comentario enriquece a este blog. ¡Cuky y yo te lo agradecemos con ilusión!