miércoles, 23 de noviembre de 2016

"Dulces comerciales de la infancia I" - Bizcochitos tender milka

Era tarde. Una de esas noches de fin de semana en las que llueve y ya empieza a hacer frío, y Cuky y el niño-grande estaban recogiditos bajo una manta ocupando todo el sofá mientras veían una peli de Rocky (en realidad, veían varias pelis. Ya iban por la 3ª, tocaba maratón). Como la peli estaba ya empezaba y me daba mucha rabia, (además de que no me hacían sitio en el sofá), decidí calentar un poco la casa con el calor del horno preparando algo rico para conseguir que me hiciesen hueco luego, sobornándolos con dulce.
Mi plan era perfecto.
Iba a pasar una tarde en la cocina tranquilamente, sin tener que recoger los trastos del chef.
De hecho, esperaba que el chef ni se enterase de que estaba cocinando porque se había quedado medio sopa allá por la primera película pero, de vez en cuando, abría los ojos como hacen los viejos y decía algo así como: "No estoy durmiendo, estoy pensando"...



Tenía la receta perfecta, todo preparado y el horno precalentado, incluso me puse un poco de música como hago siempre para cocinar. Había metido el bizcocho en el horno y, atraídos por el olor y el calor de la cocina, el niño-grande y el chef aparecieron como las moscas a la miel.

-<<¿Qué preparas?, ¡gruuf!.>> - El chef todavía tenía el pelo aplastado de haberse quedado dormido de ese lado y un ojo "pipa" medio cerrado todavía. El niño grande estaba rojo como un tomate del calorcito de la manta. Ahora que habían quitado el calor, venían a quitar el hambre.
-<<Ahh..Ya lo verás.>>
-<<¿Son tenders?.>> -....Mierda. Siempre que me quiero hacer la interesante, me sale el tiro por la culata.
-<<Igual...>> -Claro, no era muy difícil saberlo, había visto la receta encima de la mesa. Ahí no estuve rápida.

Total, que se lo tuve que contar. Pero no les dejé tocar nada. Como estaban impacientes, ya no podían concentrarse en la película. Bueno, eso y que tenían hambre, según ellos. Pero hambre de dulce, y no les valía cualquier cosa.
Ahí estuvieron sin quitarme ojo de encima hasta que acabé los bizcochitos tender y nos pusimos a merendar. Tanta ansia tenían que casi no me dejan ni darles el baño de chocolate. Bueno, y qué decir de su escrutinio. Entre el calor del horno y el fichaje que me hicieron mientras cocinaba, me sobraba hasta el jersey.



Pero al ver el resultado de estos bizcochitos, mereció la pena. 
Mientras merendábamos, al chef se le ocurrió que esta receta podría ser la primera de una serie de recetas que haríamos para el blog tituladas "Dulces comerciales de la infancia". Me pareció una gran idea porque los tender fueron uno de mis postres comerciales favoritos de mi infancia...Y adolescencia.. Y juventud...Y lo que me quedará hasta que los quiten del mercado, (señores de Milka, no lo hagáis). 






(Receta de la pinche Kim)


~4 huevos L
~2 cucharadas de leche 
~200 grs. de harina
~250 grs. de azúcar blanco
~1 cucharadita de vainilla en pasta
~Una pizca de sal




~300 ml. Nata para montar (con al menos el 35,1% de materia grasa)
~Azúcar blanco (al gusto)
~Cacao en polvo desgrasado (Unas 2 cucharadas soperas) (Tipo Valor)





~Chocolate con leche de cobertura






~Precalentamos el horno a 160º sin ventilador (150º con ventilador), calor arriba y abajo y forramos nuestra bandeja de horno con papel vegetal.

~Separamos las yemas de las claras y montamos estas últimas con la pizca de sal, hasta que se formen picos más o menos firmes. Reservamos en la nevera.

~Por otro lado, batimos las yemas con el azúcar unos 5 minutos, hasta que blanqueen y queden esponjosas y añadimos el extracto de vainilla, sin dejar de batir, otro par de minutos.

~Ahora, añadimos la harina tamizada, poco a poco, removiendo lo justo para que se integre. Cuando la mezcla ya sea homogénea, añadimos las claras que teníamos reservadas en la nevera con movimientos envolventes y en dos partes, para que nos sea más fácil. Llegaremos bien al fondo del bol para que se mezcle todo bien.

~Vertemos la mezcla en la bandeja de horno sobre el papel vegetal y, ayudándonos de una lengua de gato o espátula, esparciremos la mezcla formando un rectángulo de un grosor igual por todos los lados.

~Llevamos al horno, a la misma temperatura, durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo, sacamos y volcamos la parte "desnuda" del bizcocho rápidamente sobre otro papel vegetal para poder despegar el papel vegetal de la parte de abajo.
Ahora viene lo más delicado, quitaremos el papel vegetal pegado, con mucho cuidado y, rápidamente (el bizcocho deberá estar aún caliente), enrrollamos con mucho cuidado y dejamos de esta forma enfriando sobre la rejilla.




~Mientras enfría nuestro bizcocho, podemos ir preparando el relleno de cacao. Para ello, empezaremos a batir la nata, que deberá estar muy fría y, cuando empiece a espesarse, añadiremos poco a poco el azúcar, sin dejar de batir.

~Cuando la nata comience a estar casi montada (pero antes de que lo esté), añadiremos el cacao, cucharada a cucharada, sin dejar de batir, asegurándonos de que se esparce bien por toda la nata. Veréis que el cacao hace que la nata coja consistencia.

~Cuando nuestro bizcocho halla enfriado, desdoblamos con mucho cuidado, partimos en dos partes igual (a lo largo),  y rellenamos con esta mezcla, enrrollándolo de nuevo con cuidado. 

~Enrrollamos cada parte con mucho cuidado y envolvemos bien con papel film, apretando ligeramente. Los llevaremos a la nevera donde reposarán de un día para otro, para que cojan consistencia y podamos cortar nuestros bizcochitos. 




~Una vez pasado este tiempo, sacamos nuestros rollitos de bizcocho y quitamos el papel film. Cortamos en partes iguales.

~Tan solo tenemos que fundir nuestro chocolate, al microondas o al baño maría, y colocar nuestros bizcochitos ya cortados sobre una rejilla. Volcaremos el chocolate sobre los mismos y dejaremos que el exceso de chocolate caiga antes de dejarlos reposar sobre un papel vegetal para que el chocolate endurezca.
Podemos hacerles alguna decoración por encima con el chocolate, como más os guste.






Esperamos que disfrutéis de estos bizcochitos tanto como nosotros =)

¡Feliz semana!

¡¡¡¡Abrazo de osete tierno!!!!



41 comentarios:

  1. Bonitos y riquísimos, como todos tus dulces. Estoy deseando ver esa serie que vas a hacer sobre los dulces comerciales de la infancia, aunque no pueda comer casi ninguno me gustará ver como los preparas y presentas en este espacio.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Pero qué bien te han quedado Kim!! Yo nunca he sido de este tipo de bizcochos comerciales, bueno, quitando los bollycaos y los donuts, pero tu milka tender se ve ¡¡mucho mejor que el original!! Eso si, el chocolate milka me encanta, y me solía comer el chocolate de cobertura y lo demás me lo dejaba, ja, ja. Pero te aseguro que tu pastelito, ¡¡me lo comería entero!! ¡¡Hasta las migas!! Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado preciosos. Dan ganas de comerse todos de golpe!!!Deben de estar deliciosos

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que bizcochitos tan tentadores, son toda una delicia!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡Kim, unos Milka tender caseros estupendos los tuyos!!!
    En mi caso eramos de Pantera rosa, Donuts y Bollycaos, principalmente. Además hace poco publiqué en el blog mis Panteras rosas caseros también.
    Genial tu nueva sección!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla, viendo los tuyos que se quiten los comprados¡¡ tiene que estar buenísimos. En mi caso he de decir que era de la época de los donuts de azúcar y de recien salidos los bollycaos, que por cierto me encantaban, los de ahora no saben como los de antes, jeje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Madre del amor hermoso, te han quedado perfectos!!! Me recuerdan a los negritos de pastelería, así se han llamado siempre aquí, aunque como su nombre indica son con chocolate negro y trufa. Así que con tu permiso, tomo nota de estos maravillosos bizcochitos e intentaré preparar con tu receta los otros, pues en casa no somos de chocolate con leche... ;)
    Besosotes!!

    ResponderEliminar
  8. Te superas!!!! Qué pintaza más rica guapi, apetece comerlos todo jajaja

    ResponderEliminar
  9. A los señores de Milka le ha salido una gran competidora ,se ven deliciosos ,estoy deseando ver tu nueva sección
    besitos

    ResponderEliminar
  10. Sencillamente te han quedado Perfectos Kim........que ricos por Dios¡¡¡¡
    Besitos guapa¡¡

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado muy bonitos, además seguro que están más ricos que los comerciales.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Pedazo Tenders! Si te encuentran los del Milka te proponen para mejorar su receta, de verdad, Kim. Me los quedo para mi solita, jajaja. Besos guapísima.

    ResponderEliminar
  13. Esto algo molesta, eso no se hace a estas horas!! ahora se me antoja a mi y que en casa no tengo, fuera todo cerrado y por supuesto en tu casa ya no habrá ninguno ya se abran encargado tu niño grande y el chef en que desaparezcan.
    Bueno me quedo la receta y algún día caen seguro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola Kim!! Creo que es la primera vez que entro en tu blog, y lo hice porque estos pasteles me llamaron mucho la atencion... Por su color tan bonito de chocolate y lo perfecto que estan. Te han quedado de lujo, y tienen que estar riquísimos. Te doy un 10.
    Un beso, guapa :)

    Te dejo mi blog por si te apetece ir, estas invitada.
    lacocinadesole6.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  15. Vaya pinta tienen!!! Que buenos te han quedado estos bizcochitos , tienen que estar estupendos y que bonitos te han quedado.
    Besoss

    ResponderEliminar
  16. Con una delicia como esta por delante creo que tampoco me hubiese podido concentrar ya en la película, el corte se ve magnífico, dan ganas de morder la pantalla del ordenador

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  17. Hola! Qué pinta más buena tienen estos bizcochitos! Se ven supertiernos y esponjositos y con esos chorretes de choco divinos! Ay, quién pillara uno ahora! Besis

    ResponderEliminar
  18. Ehhh ¡¡me muero!! pero que pinta guapa, espectaculares me la llevo que esta tengo que hacerla cuando pasé la resaca de los bollicaos jajajaaj

    besitos :)

    ResponderEliminar
  19. Que ricos Kim! Te han quedado para salivar desde Málaga a Oviedo jajaaa. .. que pintaza tienen! Las fotos preciosas también! Un besazo corazón y dulce finde! Besoss

    ResponderEliminar
  20. Te han quedado muy bien.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  21. Qué pasada! Me encanta como te han quedado!
    Tengo que probar a hacerlo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  22. Hola!! impresionantes!! Qué ganas tengo de probarlos y es que te han quedado de lo más apetecibles e irresistibles, por mi vendría a cogerlos ahora mismo, jaja!! Feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  23. Hola chicos! No he conocido los tender milka (sacrilegio!!), no sé si porque en Francia no llegaron o porque soy demasiado vieja por haberlos conocidos aquí! Jaja! De qué época son?? En todo caso te han quedado genial y seguro que más rico que los originales ;) Me llevo 3 paquetes! Jeje! Besitos!

    ResponderEliminar
  24. Madre mía! Qué bonitos te han quedado! A mí me encantaban estos dulcecitos. Los haré seguro, aunque no sé cuándo, porque seguro que me los como todos, je, je

    ResponderEliminar
  25. Impresionantes, los acabo de ver y me han dejado enamorada!!!
    Besos mil

    ResponderEliminar
  26. Hola!!! Te han quedado unos bizcochitos preciosos y buenísimos, seguro, la foto lo dice todo. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Me encanta la idea de los dulces comerciales de la infancia... A mi me encanta realmente trasformar recetas de cosas comerciales en algo casero y tan rico y que tiene algo parecido, y la verdad es que estos bizcochitos te han quedado increíbles, mejores que los comerciales... Con ese relleno y esa cobertura, se te debe fundir el bizcocho en la boca... qué pasada!! Se me cae la baba cuky y kim :P
    Un beso a los dos <3

    ResponderEliminar
  28. fuuuu cada vez que entro a tu blog me enamoro de algo... tanta tentación va a poder conmigo. Tengo que hacer esta recetaaa

    ResponderEliminar
  29. Kim me has dejado sin palabras, que bizcochos mas ricos, que fotos más bonitas.
    Que gusto da visitar tu blog.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  30. Vaya pinta más rica!!!. Te quedaron de lujo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Absolutamente impresionantes!! Claro que seguro que ya llego tarde para llevarme uno! Joooo!!
    A ver si estoy más rápida la próxima vez y vengo a leerte antes de que pasen tantos días! ;-)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  32. Kim, madre mía ... me tienes aquí ensimismada, con los ojos abiertos como platos y babeando, voy a llenar el teclado de babas por tu culpa, jajaja.

    Un bocado espectacular, una receta trabajosa pero ... DELICIOSA

    Beesotes

    ResponderEliminar
  33. Yo quieroo! tienen muy buena pinta, mejor que los comerciales ¡dónde va a parar! y seguro que también mucho más ricos!! es una idea estupenda, ya estoy deseando ver los siguientes...
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Mi querida amiga, esa parejita son bien listo, para cambiar la mejor de las peliculas por ese ratito en la cocina mientras tu hacias esta maravilla, que has bordado de arriba abajo, a mi tambien me vuelven loca los dulces comerciales de mi infancia, y me encanta que tu estes recuperando las recetas para hacerlos caseritos, no me pienso perder ni uno de los que hagas. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  35. Kim, creo que te han quedado estupendos y no tienen nada que envidiarles a los comerciales porque me parecen mejores todavía… Es que, al ser caseros, ya son otra cosa. Lucen deliciosos y no me extraña que no quedaran ni las migas. ¡Perfectos!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Qué rico, qué bonito y qué de todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Hola Kim, las fotografías son de lo más tentadoras, seguro que estaban exquisitos. El chocolate me pierde, ¡qué se le va a hacer! Bstes.

    ResponderEliminar
  38. ¡Madremía! Pero ¿cómo te pueden quedar tan perfectos? Voy a tener que hacer una visita con un tupper :D

    ResponderEliminar
  39. Geniales! Menuda pintaza tienen, me ventilaba dos o tres ahora mismo! Besos!

    ResponderEliminar
  40. Realmente me encanta esta sección de tu blog. Siempre que saco un rato y puedo pasarme encuentro un recetón que tengo que hacer sí o sí. Kissess

    ResponderEliminar

Tu comentario enriquece a este blog. ¡Cuky y yo te lo agradecemos con ilusión!