jueves, 31 de enero de 2013

Cuando tienes mil cosas en la cabeza...

....Pasa lo que pasa. Que a una se le olvidan las cosas...y si encima Cuky no te ayuda a recordarlas...Pues pasa lo que nos ocurrió a nosotros.

Hace un tiempo, recibimos con mucha sorpresa e ilusión un premio de mano de MonCake & Cookies.


(Podéis ver la entrada de nuestro blog sobre el premio aquí)
Sin embargo, como hemos dicho, teníamos la cabeza en mil cosas distintas a la vez, y entre eso y la ilusión, que nubla la mente, mencionamos a nuestros ganadores personales pero, no les avisamos en sus correspondientes blogs... Sí...Así de chachis somos...¿Pensábamos que se iban a enterar por telepatía?...El caso es bien curioso porque, hasta antes de ayer revisando el blog, no nos dimos cuenta de esto...(Esperamos que nos perdonéis este lapsus).

Para aderezar esta entrada de premios, bien queda acompañada de alguna foto de algo dulce y rico, ¿verdad?.


Si pudiésemos otorgarle este premio a todos los blogs de repostería, tanto los que llevan mucho tiempo como los que acaban de empezar, lo haríamos, porque todo cuesta, llegar, mantenerse,... Sobre todo, hacer todo esto con ilusión. Así que, aunque no podamos, este premio es para todos vosotros, bloggeros y no bloggeros, todos los que contribuís a que los bloggs sigan adelante, leyendo y siguiendo o aportando ideas.
Sin embargo, tenemos que nombrar a nuestros ganadores, también bien merecidos, no vamos a quitar mérito:

-LourCupcakes

-Sabor a Galletas

y
-Los Pasteles de Rosa

-La Luna en Dulce

-Cupcakes Are My New Love

-Efecto Cupcake

-¡Qué cosa tan dulce!

-El Hada de las Tartas

-Los postres de Teresa

-Belle Cupcakes

Esperemos que os haga la misma ilusión que a nosotros, (seguro que sí).
¡Esta vez, no nos olvidaremos de avisaros!.


Honey Kiss.
Cuky & Kim
Peace, Love & Music

miércoles, 30 de enero de 2013

La tarta de queso favorita del niño-grande

Todo lo que podamos hacer, es poco para nuestro niño-grande.
Y no porque sea muy exigente, (que también), sino porque nos encanta hacerle todo tipo de postres....Bueno, más bien me encanta. A Cuky lo que le encanta es hacerlos para comérselos después y punto...En parte, yo también.
 
 
Todos los fines de semana, como un "déjà vu", se repetía la misma escena:
-Cuky y yo: ¿Qué podemos hacer rico este fin de semana?.
-Niño-grande: ¡¡La tarta de queso!!.
-Cuky y yo: ¿Cuál?, ¿la que comimos en vips?.
-Niño-grande: ¡¡No!!, la que me gusta.
 
Y siempre pasaba lo mismo... No la hacíamos. Sí...pobre niño-grande suplicante y anhelante de su tarta de queso favorita... Qué malos somos.
Así que esta vez, sí que decidimos hacerla, a pesar de no tener el molde que queríamos, (una de las razones por las que no la habíamos hecho hasta ahora).
 
 
Nos encantó hacerla pero, mucho más sorprenderle.
 
 
Tarta de queso de masa quebrada
 
Ingredientes para la masa:
 
-200 grs. de harina
-100 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
-Una piza de sal
-Una pizca de azúcar
-1 huevo entero
 
Si no os llevais bien con las masas y preferís no hacerla, podéis hacer la tarta sin más, tardará el mismo tiempo en cocerse (exceptuando el tiempo que tardaríamos en hacer la masa), y os dará el mismo resultado pero, si os atrevéis, os animamos a que probéis a hacerlo con la masa, le da un toque y además, es muy sencilla de hacer.
 
 
Preparación:
 
Para ayudarnos mejor, echamos la harina tamizada en un bol grande, añadimos la pizca de sal y el azúcar y lo mezclamos bien. A continuación, añadimos la mantequilla troceada y el huevo y mezclamos bien con las manos (esta es la parte que más nos gusta), hasta que se integre todo bien. Cuando veamos que ya no se nos pega tanto a las manos y que todos los ingredientes se han integrado por completo, pasamos a la mesa, (si se os sigue pegando, añadir un poco de harina a la mesa para evitarlo), y seguimos amasando hasta que la masa no se pegue y esté todo bien unificado.
Envolvemos la masa con papel film y llevamos a la nevera 20 minutos. Es importante que no la dejéis más tiempo porque podría volverse muy dura y difícil de trabajar luego. Si véis que no vais a poder trabajarla a los 20 minutos, sacarla de todos modos y reservarla en un lugar fresco aún con el film hasta que podáis hacerlo.
Ya veis que es bastante sencilla. Como no podemos estar quietos, nosotros entre tanto, fuimos haciendo otra receta que también hicimos ese fin de semana y que publicaremos en breves. Sencilla pero exitosa.
 
Transcurridos los 20 minutos, sacamos de la nevera y le quitamos el film. Colocamos sobre la mesa con un poco de harina para que no se nos pegue y estiramos con un rodillo. Debemos intentar que la masa no quede ni muy fina ni muy gorda y que además, nos llegue para cubrir el molde que hayamos escogido. El nuestro es de 20 cm y nos sobró masa.
Una vez que tengamos la masa bien estirada, la pasamos a nuestro molde. Nosotros la engrasamos con un poquitín de spray. Pegamos bien al molde para hacer la forma y cortamos los excesos.
Ahora viene lo simpático. Colocamos un trozo que cubra bien la masa de papel de horno y lo llenamos de garbanzos o fabes... o la legumbre que tengáis por casa, siempre que pese. Esto evitará que, en el primer horneado, la masa suba.
Llevamos a horno precalentado a 180º (sí, con garbanzos y todo...En nuestro caso eran fabes pintes, como decimos aquí).  Transcurridos los 10 minutos, sacamos nuestras legumbres y quitamos el papel, volviendo a hornear la masa sola otros 10 minutos.
Mientras tanto, vamos mezclando los ingredientes que irán sobre nuestra masa y que le darán el nombre de tarta de queso.


 
Ingredientes para la tarta:
 
-50 grs. de harina
-150 de azúcar de blanquilla
-400 gr. de queso philadelphia o si preferís, queso mascarpone
-3 huevos
-200 ml. de nata para montar


Preparación:

Mezclamos los huevos con el azúcar y añadimos el queso y batimos todo junto. Luego, añadimos la nata, batiendo de nuevo. Y por último, añadimos la harina tamizada.
Vertemos nuestra masa de queso sobre la masa quebrada y llevamos al horno a 180º durante al menos 1 hora o hasta que se dore y probemos el truco del palillo.
Es rápida de hacer pero, lo que más cuesta..¡¡Es esperar a que salga del horno para que enfríe y zampárnosla!!.
 

Luego, podéis decorarla como más os guste. Nosotros quisimos echarle un poco de miel y azúcar glass porque no teníamos fresas ni ningún fruto rojo a mano pero, también le iría muy bien.

Como siempre, esperemos que os animéis a hacerla y nos contéis qué os ha parecido.
En casa no llegó casi al domingo... (Y eso que la hicimos de viernes por la tarde).
Ya veis que es una tarta muy sencilla pero queda muy vistosa... Muy rústica, como nos gusta a nosotros. Que se va casera.¿No apetece hincarle el diente?.
 
 
Honey Kiss.
 
Cuky y Kim
Peace, Love & Music



martes, 22 de enero de 2013

Una idea genial para unos cupcakes muy originales

Hay veces que, ni por muy inspirado que intentes estar, te vienen ideas.
Al igual que hay veces que, no te decides por qué opción tomar de tantas que tienes.
Bien, a nosotros nos había ocurrido lo primero. Teníamos claro que queríamos hacer algo original, algo que le gustase a todo el mundo y que no resultase muy pesado. Algo que se comiese de forma rápida y quedase mono... Por supuesto, unos cupcakes. Nunca fallan.


Habíamos hecho hasta la fecha cupcakes de varios sabores para satisfacer las peticiciones de amigos y familiares. Esta vez, no iba a ser diferente. La idea vino de la mano de una de nuestras seguidoras que además, es amiga y familiar y tiene unas ideas muy, pero que muy originales, (Alexia, no descartes que te preguntemos para posteriores recetas). Además, es la clase de persona para la que te gusta cocinar porque, siempre que prueba alguna de nuestras recetas, le faltan adjetivos para calificarla. Y así, sí que presta cocinar.


Como quizá hayáis ya descubierto en las fotos, la receta es de conguitos. Unos cupcakes de chocolate blanco y conguitos.
Inicialmente, quisimos combinar los conguitos blancos con los de chocolate con leche, de toda la vida pero, ya sabéis que, basta querer que algo salga bien para que no sea así. Y es que, los conguitos blancos que son relativamente fáciles de conseguir, (casi en cualquier quiosco-casi-), no parecían serlo para nosotros esta vez.
Resignados, el chef Cuky y yo decidimos seguir con el plan trazado hasta la fecha. Utilizaríamos nuestra receta de cupcakes de chocolate blanco añadiendo conguitos de 
chocolate con leche,  (qué se le va a hacer),  triturados a la masa del bizcochito-cupcake.

Para la buttercream decidimos combinar el chocolate blanco y la nutella y decorarlo por encima con más conguitos triturados.
El resultado, el que veis en las fotos. Culinariamente hablando, creo que no podemos tener queja. Tuvieron muy buena acogida. A nuestra musa particular le encantaron y al resto de la familia también. ¡Un éxito!
(Problemas con el horno a parte).
Sólo quedaba empaquetarlos y llevárnoslos para la comida familiar.
Por cierto...¿no os parecen chulísimas estas cajitas porta-cupcakes?. Si no las habéis probado, ¡¡animaros!!. Son muy apañadas porque son desplegables y no ocupan espacio una vez que las guardas...Qué inventos...


Honey Kiss.

Cuky & Kim
Peace, Love & Music.




martes, 15 de enero de 2013

Año Nuevo, Cumpleaños y una Mega-Tarta

¡¡Feliz Año Nuevo a todo el mundo!! (aunque, con un poco de retraso).
Hemos estado muy desconectados del blog estas fiestas pero, ahora hemos vuelto con más energía.
Empezamos 2013 con un cumpleaños (el de Kim, el 1 de enero), y con un número (el 13) que nos gusta mucho.
Por eso, teníamos que celebrarlo bien, a lo grande. Con una tarta hiper-mega-calórica y súper-requete-grande.


Optamos por una tarta con varios pisos, que tuviera una buena crema de relleno y de cobertura. Lo que se dice una señora tarta.
Teníamos varias posibilidades y, entre ellas, el niño-grande de la casa escogió una tarta de oreo estilo layer cake.
La receta de los 3 bizcochos es de "El rincón de Bea" que tiene una mano y unas recetas increíbles. Y el frosting es de receta propia, aunque no dista mucho de los que suelen verse en otras recetas.
Hoy os presentamos una receta, si no más difícil, un tanto más laboriosa que las anteriores.



Tarta Oreo Layer Cake:

Ingredientes para 3 bizcochos:

-230 gr. chocolate de cobertura (nosotros solemos usar el de nestlé postres)
-170 gr. mantequilla sin sal
-350 gr. azúcar moreno integral
-3 huevos XL (atención al tamaño de los huevos, un xl equivale casi a dos huevos de talla M. Es importante prestar especial atención a la cantidad de huevos-y de todo en general-porque un pequeño error puede hacer que varíe totalmente el resultado del bizcocho).
-370 gr. harina trigo
-1 cucharada y media de levadura
-1 cucharadita y media de bicarbonato sódico
-1/2 cucharadita sal
-500 ml. leche a temperatura templada (sacarla antes de usar)
-2 cucharaditas extracto de vainilla



Preparación:

La preparación es algo laboriosa si no disponéis de los moldes de layer cake (como es nuestro caso), porque debéis repartir la mezcla final en tres partes iguales (cuidado con esto), y hornear cada parte en un molde del mismo diámetro, por lo que, si sólo disponéis de un molde con ese tamaño, deberéis ir haciendo uno por uno cada bizcocho. Pero, no os desesperéis. Merece la pena.

-Precalentamos el horno a 175º,( ojo también a la temperatura del horno. No puede estar ni muy caliente ni a menos de 175. Lo ideal es precalentar al menos 10 minutos antes de llevar el bizcocho al horno.)
-Engrasamos entre tanto con aceite, (nosotros usamos un spray especial que podéis encontrar aquí), nuestros moldes (o molde) de 18 cm (nosotros usamos uno de 21), y lo cubrimos con papel vegetal o papel de horneado.
-Derretimos previamente el chocolate en el microondas o al baño maría, sin que llegue a hervir, pues si se quema, cogerá muy mal sabor.
-Tamizamos la harina y la mezclamos con la levadura, el bicarbonato sódico y la sal.

-Por otro lado, vamos montando las claras a punto de nieve. Las reservaremos en la nevera mientras seguimos con el resto de ingredientes.

-Batimos las yemas unos minutos, hasta que espumen.

-Mezclamos la leche junto con el extracto de vainilla por otro lado.

-Batimos el azúcar y la mantequilla (si no tenéis kitched Aid, como es nuestro caso, nosotros usamos una batidora que tiene una especie de palas, os será más fácil que con la de varillas). A esta mezcla, le añadimos las yemas batidas en dos veces a velocidad baja batiendo bien e incorporamos el chocolate fundido (que deberá estar frío antes de añadir). Batimos hasta que se integre todo bien.

-Añadimos 1/3 de los ingredientes secos (la harina, la levadura,...) que teníamos y batimos a velocidad baja (aquí si queréis, si podéis usar las varillas eléctricas, os será más fácil que las manuales). Tras añadir el tercio de harina, añadimos a continuación

 un tercio de la leche con la vainilla y continuamos alternando harina y leche como hasta ahora batiendo bien pero no demasiado.

-Por último, incorporamos con una espátula o cuchara suavemente las claras montadas que habíamos reservado, con mucho cuidado para que no se nos bajen. Con movimiento envolventes.

-Repartimos esta mezcla en tres partes iguales. Si no disponemos de los tres moldes, como habíamos dicho anteriormente, llenaremos el molde con 1/3 de nuestra mezcla y reservaremos las otras dos partes bien tapadas con film. Llevamos al horno 25-30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga seco.
Cuando se haya horneado, lo dejaremos enfriar sin desmoldar sobre una rejilla unos 10 minutos. Pasado este tiempo, le daremos la vuelta y lo desmoldaremos, dejando que se enfríe por completo en la rejilla. Entre tanto, seguimos el mismo procedimiento con las otras 2 partes de masa.
Cuando los bizcochos estén totalmente fríos, los envolveremos bien con papel film y los dejaremos reposar de un día para otro en la nevera, para que se asiente la miga antes de montar la tarta finalmente.


Ingredientes para el frosting o cobertura:

(Esto podéis hacerlo el mismo día del montaje de la tarta).

-650 grs. de nata para montar (es importante que tenga un alto contenido en materia grasa. Nosotros solemos usar la de la central lechera pero, si encontráis otra con más MG, mejor). Es importante que la nata esté bien fría antes de montar.
-200 grs. de azúcar glass.
-300 grs. de queso de untar (nosotros usamos el de carrefour, que siempre nos va muy bien).
-La nata que va dentro de las galletas oreo. Nosotros usamos un paquete entero de los que vienen alargados.
-Las galletas que hemos separado de la nata, las trituraremos para esta mezcla.


Preparación:

-Montamos la nata con el azúcar hasta que se formen picos pero, sin pasarnos, pues puede cortarse y hacerse mantequilla (y creernos...es fácil que pase).
-Añadimos el queso que habremos sacado previamente de la nevera para que no esté demasiado frío y duro y batimos sin pasarnos hasta que esté todo integrado.
-El queso y el azúcar glass ayudan a estabilizar la nata. Si no conseguís nata con bastante materia grasa, es bueno que le echéis al menos un sobre de estabilizante para nata que podéis encontrar aquí.
-Añadimos la nata de las oreos y las galletas que deberán estar bien trituradas y haber formado un polvo, y removemos suavemente para que se integre.


El montaje final de la tarta:

Finalmente, montamos la tarta. 
Limpiamos bien de migas nuestros bizcochos y c
olocamos uno de ellos (el que peor os haya quedado), sobre un stand o soporte, si tenemos, con un poco de frosting para que no se nos mueva y procederemos al montaje.

Colocamos sobre el bizcocho la cantidad de crema deseada y esparciremos, dejando que se salga por los bordes. Es importante colocar la misma cantidad de crema en las dos capas para que nos quede igualado.
Colocamos el siguiente bizcocho y procedemos de la misma forma. Por último, colocamos la última capa de bizcocho. Ahora, colocamos de nuevo una cantidad de la crema que esparciremos por la totalidad de la tarta ya montada. Tanto por arriba, como por los laterales, cubriendo todas las imperfecciones. Esta capa es de sellado. Si vemos que nuestra espátula o la crema se llena de migas, no volváis a verterla sobre la crema que ya teníamos, pues la vamos a utilizar para posteriores capas.
Llevamos a la nevera al menos una hora y sacamos para repetir el mismo procedimiento.
Volvemos a cubrir la capa con la crema, arriba y en los laterales. Trabajando siempre de abajo a arriba y alisando bien. Si queréis, podéis ayudaros mojando la espátula en agua tibia y secándola para que os quede más lisa la crema.
Si queréis, podéis llevarla de nuevo a la nevera, otra hora y volver a sacarla para darle otra capa. Nosotros así lo hemos hecho.
Cuando hayamos completado todas nuestras capas de crema y la tarta esté ya lista, procederemos a decorarla como más nos guste. En nuestro caso, hemos optado por cubrirla con más oreos trituradas, pero dejando que se vean los pedacitos esta vez, con su crema dentro. Además, hemos hecho una buttercream de chocolate para decorar los bordes superiores e inferiores de la tarta.


Es una tarta muy, muy golosa y que llena muuuuucho. Pero que esperemos que disfrutéis también un montón, comiéndola y haciéndola, por supuesto.






Una buena forma de empezar el año y de celebrar un cumpleaños.


Honey Kiss.
Peace, Love & Music.
Cuky & Kim