domingo, 30 de marzo de 2014

Asaltablogs "Postres Originales"

Igual que en el post anterior era temprano, muy temprano, esta vez era tarde, muy tarde.
A eso de las 3:15 de la madrugada, sentí cómo la puerta se abría sigilosamente, con pequeños pasos. Mis ojos, que no se habían acostumbrado a la penumbra aún, no atinaban a ver nada.¿Quién me mandaría a mí acostarme viendo una película de terror?, ahora seguro que había invocado a la bestia..Como cuando dices "Beetle Juice" muchas veces... ¡Igual era Beetle Juice!. En ese caso, tendría que pedirle un autógrafo.
Pero, ¿y si era Freddy Krueger?... Dios, si era Freddy Krueger, no sé si estaría preparada para ello. O tal vez sí. Había tenido muchas pesadillas por su culpa desde bien pequeña, pero un buen día me dije: "Miriam, puedes luchar contra él o dejar que te atormente cada noche". Cogí el camino difícil pero efectivo. Me enfrenté a él en todas y cada una de las pesadillas, hasta que un día, se cansó de que una niña pequeña le diese palizas a lo "Kung Fu Panda", con piruetas y saltos voladores incluídos, y no apareció más.
En su lugar, empezaron a aparecer los zombies... ¿Y si era un zombie?, y peor, ¿y si era un zombie de esos súper-inteligentes y mega-hiper-rápidos de Resident Evil?. Entonces, estaba perdida. 
Agarré lo primero que tenía a mano: la almohada, y le di un almohadazo.
Lo siguiente que sentí fue un "¡¡guauuuu!!" largo y dolorido. ¡¡Ay Dios!!, Cuky.
Encendí la luz corriendo, mientras el niño grande se arremolinaba otra vez entre las sábanas y me decía.. "Apaga la luz..." con voz somnolienta.
El zombie era Cuky. Bueno, no había zombie. Sólo era Cuky, y tenía un ojillo lloroso y el otro entrecerrado, mirándome con cara de asesino.

-...Lo siento...
-¡...Me acabas de meter la esquina de la almohada en el ojo!-Se quejó.
-Si no hubieses entrado sigilosamente como un fantasma, no me habría asustado. ¿Qué haces vestido de negro y con el pasamontañas?. -Ahí ya me temí lo peor.
-Nos vamos.
-¿A dónde?, son las 3 y 15 de la mañana y hace frío ¬¬'-El niño grande, se quejó de nuevo..."La luuuuuuuuuuuuuuuuuzzz..."
-Al asalto. Tenemos que asaltar.-Dijo mientras seguía frotándose el ojo dolorido.
-¿Y tiene que ser ahora?.
-Sí, ya lo tengo todo preparado.- De la bolsa que tenía a sus espaldas, con el símbolo del dólar, sacó un libro: "Asaltos para principiantes"...-En este libro vienen todas las claves. Los asaltos es mejor hacerlos de noche, vestidos de negro y con zapatillas con suela de goma.
-¿Y no pone ese libro que hay que respetar también las horas de sueño?.
-No, vamos.

Y, no me digáis por qué, le hice caso. Seguramente porque ya me había desvelado y no tenía nada mejor que hacer. Si salía bien, teníamos el asalto perfecto, y si salía mal... Si salía mal sería otra experiencia más.



Me puse la ropa reglamentaria de asaltadora, las zapatillas con suela de goma, (que había comprado Cuky ese mismo día y me quedaban justas), y nos fuimos sin meter ruido.
De igual forma, llegamos a casa de Pilar,(del blog "Postres Originales"), la asaltada de este mes y nos pusimos a husmear, como buenos chorizos, su cocina.
O eso pensaba yo, porque cuando me di la vuelta para informar de mis pesquisas al chef, ya no estaba en la cocina. Me puse a buscarlo por toda la casa como una loca. Si nos descubrían, estábamos perdidos.
Lo encontré revolviendo papeles y mirando fotos en el salón. Tanto libro, tanto libro. ¡Estaba haciendo más ruido que cuando no leía el dichoso libro!, que ya era de por sí escandaloso.


-¡Mira!.-Dijo el chef mientras movía la colita y me enseñaba una foto de las que había encontrado.
-¡Anda!, tienen una perrita, y qué mona es. Pero venga, vamos ¬¬
-Se ve que viaja mucho. Mira, aquí debe de estar en Madrid.
-.....¿Madrid?....Eso no es Madrid.
-¿Qué te hace pensar que sabes más que yo de geografía?.
-Que está el mar detrás.-Ahí no tenía réplica.-Ya tengo la receta. VAMOS.-Lo cogí por la bolsa del dólar y lo llevé en volandas hasta la puerta.
-¡¡Porras!!.-
-¿Y ahora qué... ¬¬?.
-Me dejé las gafas en el salón.
-¿Qué gafas?, no usas gafas.
-Hoy sí. Le daba un toque más interesante al asalto. -(Ay Dios...).

 Total, que me fuí a por las gafas mientras Cuky bajaba sigiloso las escaleras, y ahí estaba, la perrita de Pilar haciendo guardia en el salón... Suerte que llevaba conmigo las galletas de tentempié de Cuky. 
Cuando llegué abajo, gloriosa con receta en mano, Cuky estaba esperando por sus gafas y sus galletas. Com tenía hambre y ya eran las 6 de la mañana, (sí, no me preguntéis qué hicimos en más de dos horas porque yo creo que me robaron tiempo), paramos a desayunar en una confitería. El resultado fue llevar a Cuky a casa en volandas de nuevo, porque se había quedado dormido encima de medio croissant.



Bizcocho de chocolate y vino tinto
(Postres Originales):


Ingredientes:

4 Huevos L80 grs. de azúcar blanco80 grs. de azúcar moreno (la receta orignal pone 75 grs. de cada azúcar....Pero nosotros somos así de golosos...) 200 grs. de mantequilla120 ml. de vino tinto75 grs. de chocolate de cobertura (la receta original pide 50 grs. de chocolate negro)100 grs. de cacao en polvo (tipo valor. En la receta original son 150. Aún así, queda con un intenso sabor a chocolate)200 grs. de harina1/2 sobre de levadura1 cucharadita de canela en polvo1 pizca de sal

Preparación:

Nosotros hicimos una preparación distinta a la de la receta original. Fue la siguiente:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestro molde.

Separamos las yemas de las claras y montamos las claras con la pizca de sal. Cuando espumen un poco, añadimos 50 grs. del azúcar blanco.

Batimos la mantequilla con el resto de los azúcares hasta que la mezcla sea homogénea y esponjosa. 

A continuación, añadimos las yemas, una a una, y batimos con cada adición. Batimos de nuevo la mezcla cuando las hayamos añadido todas.

Derretimos el chocolate, con cuidado de que no se queme, y lo añadimos a la mezcla cuando haya templado, removiendo bien para que se integre.

Añadimos el vino, batiendo de nuevo.



Por otro lado, tamizamos la harina, la levadura, el cacao y la canela y lo añadimos a la mezcla anterior, ahora no lo debéis batir en exceso, porque nos puede quedar seco.

Por último, añadimos las claras montadas con movimientos envolventes. Ayudaos de una espátula, lengua de gato o una cuchara de madera.

Lo llevamos al horno a la misma temperatura durante unos 40 minutos. Vigilando a partir de 30 para que no se nos queme.

Sacamos y dejamos reposar en el molde durante 10 minutos antes de desmoldar y dejar enfriar por completo sobre rejilla. 


Valoración del chef: 

Es un bizcocho denso y con un intenso sabor a chocolate. Si no os gusta el sabor del chocolate negro, podéis sustituirlo por uno que lleve leche y echarle menos cacao. Y si no, ¡más para mí, guau!.

Nota: Nosotros decidimos añadirle también al final una cobertura de chocolate con leche sencilla, simplemente mezclando una tableta de chocolate con leche con 5 cucharadas de nata líquida para montar. Lo dejamos enfriar, y lo vertemos por encima.(En las fotos no tiene la cobertura).



Esperemos que le echéis un vistazo al blog de Pilar y a sus recetas, todas magníficas y de difícil elección. A mí me costó un montón, (ya no digo al chef, porque estaba de maruja fisgando en el salón).

Sed felices y disfrutad de las pequeñas cosas de la vida, como un bizcocho ^^
¡Abrazo de osete!


Honey Kiss.

Peace, Love & Music.








jueves, 27 de marzo de 2014

¡¡Nuestro primer concurso!!: "Música dulce" ^^ [Cerrado ]

¡¡¡¡Bueeeeeeenos y jueverianos días!!!!
¿Cómo va la semana?. Espero que bien porque ya es jueves, y mañana es viernes, y pasado sábado...Bueno, que se acaba la semana y llega el finde. Eso es motivo de felicidad más que manifiesta =D
Peeeero, aunque ya sabéis que nosotros somos así de chachis por costumbre, hoy estamos felices porque también os traemos el resultado de la encuesta y el fin de la misma, que no es otro que este concurso que os presentamos hoy =)
Es nuestro primer concurso y nos hace muchísima ilusión que participéis, así que, esperemos que os animéis toooodos ^^

Primero, vamos con el resultado de la encuesta que os traíamos hace unas semanas.


El resultado que obtuvo más votos en la primera pregunta fue:
"Un poco de todo lo anterior".
Y en la segunda fue el rosa.
Bien. Dicho esto, os presentamos el concurso.
Es un concurso para celebrar el cumpleaños del chef, (un poco adelantado porque es en Mayo, pero ya teníamos tantas ganas de hacerlo que, ni él ni yo podíamos aguantarnos).
Esta vez no queríamos hacer un simple sorteo. Llevábamos tiempo pensando en hacer un concurso, y tanto el chef y yo lo teníamos claro. Tenía que ser original y, tenía que combinar dos cosas que nos encantan: la música y el dulce.


Por eso, hoy os traemos este concurso: "Música dulce". ¿Y en qué va a consistir?. Pues bien, aquí podéis hacer volar vuestra imaginación. Se trata de presentar un postre que tenga que ver con la música, y aquí tenéis varios ejemplos u opciones:

-El postre favorito de uno de los cantantes que os gustan.
-Un postre que os recuerde a una canción.
-Un postre basado en una canción, álbum,  o vídeo musical.
-Colores, formas, decoraciones en el postre que tengan que hagan referencia a la música.
....
....
....

Por supuesto, hay muchas más opciones. Las que se os ocurran, siempre que combinéis la música y el dulce de una forma original y personal. Podéis jugar con los colores y las formas del postre para adaptarlo a vuestra idea. Jugar con los sabores y las presentaciones. Todo vale.

Puede participar todo aquel que tenga o no tenga blog.


*Bases del concurso:

-Presentar sólo un postre por participante que tenga que ver con la música. Tiene que ser algo vuestro y personal y explicar el por qué del mismo.

-Mandar un e-mail en cuanto tengáis la receta a cukys_cookies@hotmail.com
Si tenéis blog, con el link del post y una foto del postre.
Si no tenéis, deberéis mandar la receta y la explicación del postre, así como una foto del mismo.

-Si tenéis blog, mencionar en el post del postre que participáis en este concurso, y enlazarlo con esta entrada.

-Llevaros el logo del concurso a vuestro blog, así el concurso llegará a más gente.


*Reglas del concurso:

-Como mencionamos, sólo se puede presentar una receta por blog y/o participante.

-De nuevo decimos que, la receta tiene que estar relacionada con la música. Ahí podéis hacerlo de la forma que queráis, siempre que sea original y de una forma personal, que tenga que ver con vosotros y que expliquéis el por qué en la receta o post.

-El premio se enviará a cualquier parte de España, pero no al extranjero. 
Si residís en el extranjero y tenéis una dirección de contacto en España, podemos enviárosla allí. (Sentimos no poder mandar el premio fuera =( )

-Tenéis para participar desde hoy, 27 de Marzo, hasta el 20 de Abril a las 23:59 horas, día en el que se cerrará el plazo para presentar las recetas.

-El 24 de Abril presentaremos aquí las recetas participantes que hayan cumplido todos los requisitos y tendréis hasta el martes 30 de Abril para votarlas, (facilitaremos en su día un formulario para ello). El viernes 2 de Mayo se publicará el ganador/a.

-Si se produjese un empate, el chef y yo daríamos el voto del desempate.


El Premio:


El lote es toooodo rosa, (qué cursi ¿eh? jaja):

-Un stand para tartas
-Una taza estriada
-Un bol estriado
-36 capsulitas de cuadros vichy
-Una lechera o jarroncito estriado, a juego con la taza
-Un bol para cupcake


¿Qué decís?, ¿os gusta?. Esperamos que sí =)
Intentamos incluir un poco de todo lo que habíamos puesto en la encuesta. Cosas monas, pero prácticas, que al fin y al cabo, es lo que cuenta, sacarle partido a nuestro utensilios.

Si tenéis cualquier duda sobre el concurso, la que sea, no dudéis en poneros en contacto con nosotros. Os recordamos el e-mail: cukys_cookies@hotmail.com
Si el chef no está durmiendo o comiendo, (que suele ser lo que hace la mayor parte del día), os contestará él... Bueno, qué leches, si al final siempre tengo que escribir yo ¬¬'

Esperamos con mucha ilusión vuestras propuestas. Aunque no participemos, nosotros también tendremos la nuestra. 
Así que, ya sabéis, poneros los casos y...¡¡A cocinar!! =)
Un abrazote de osote marchosote a ritmo de múuuusica.


Honey Kiss.

Peace, Love & Music.









lunes, 17 de marzo de 2014

Pastel holandés de avellanas y nutella

Era temprano y el amanecer a penas me había hecho cosquillas en la cara a través de las rendijas de la persiana cuando alguien me dio unos pequeños golpecitos en el brazo.
Yo, remolona, me di media vuelta y volví a intentar dormirme. Era MUY TEMPRANO T_T
De nuevo, volví a sentir los mismos golpecitos, y de nuevo, no contesté. Cuando de los golpecitos pasamos al tirón de un mechón de pelo que me colgaba al otro lado de la almohada, ya decidí abrir a medias un ojo y ver de qué se trataba. Era Cuky, claro, sólo él se despierta a esas horas para volver a dormirse después como si nada...Total, hecha 8 siestas al día.



-¿Qué quieres?, le pregunté.-No voy a jugar contigo a las cartas otra vez. Acurrúcate un poco e intenta dormir, peludín.-Volví a cerrar la mitad del ojo esperando que me hiciese caso y se acurrucase cómodamente en su camita.
-Nooo.- (¿no?,¿cómo que no?¬¬''). -Despierta dormilona. Hay algo muy rico para desayunar.- Esta vez abrí del todo los ojos y vi al peludito con una gran sonrisa dándome con la patita en el brazo cariñosamente.
-¿A qué te refieres con algo rico?, ¿galletas?.
-Ven y verás.-Me puse la bata, él extrañamente ya la tenía puesta y llena de manchas de...¿¿nutella??. Al llegar a la cocina lo comprendí. Había un bote vacío sobre la mesa de la cocina y un par de envoltorios de chocolate desperdigados. Migas y muchos, muuuchos pegotes de chocolate por todos lados.
-¿Te has dado un atracón de nutella y quieres que lo limpie? T_T .-Se limitó a mirarme, enarcar una ceja y decirme: 
-"Nucelar, la palabra es nucelar"-...Encima se estaba quedando conmigo T_T. 


De debajo de un paño, sacó una cajita donde guardaba...¡¡Un pastel!!. Pero no un pastel cualquiera, era el pastel del que nos habíamos enamorado la primera vez que lo vimos en el libro de "Clandestine Cake Club". A los dos se nos había caído la baba según pasamos la página y lo vimos, y desde entonces, creo que Cuky ya lo tenía planeado. Se cuándo planea algo porque se le ponen las orejillas tiesas para arriba, entonces sé que está tramando algo. Cuando vi el pastel me debieron de hacer los ojos chiribitas porque en seguida lo abrió y me lo dio a oler. Sin mucha dilación, cogimos un par de platos y un par de tenedores y le dimos buena cuenta a esa hora tan temprana, con un vaso de leche y sin hacer ruido, no fuese que se enterase alguien y se quedase sin pastel. Pero, la pregunta era obvia: ¿Por qué no se había puesto el delantal de chef y el gorro?. Se los había olvidado en su último asalto. ¿Cómo?, no me digáis. Hasta donde yo sé, íbamos con el disfraz de asaltadores reglamentario. Sospecho que fue un poco más tarde para hacerse otro bocata y birlarle un trozo de tarta que tenía en la encimera a la pobre Begoña.

Pero a este chef peludito, que me hace este pastel tan rico así, de sorpresa y porque sí, se le perdona todo.

Hoy el chef os trae el "Pastel holandés de avellanas y nutella" del Clandestine Cake Club. Un pastel riquísimo para los amantes de la nutella y las avellanas que no os podéis perder. Aguanta varios días sin ponerse "mohíno", (como dice el niño-grande), y la combinación de sabor de la avellana, la nutella, y el chocolate de encima, es...es...celestial *___*



Pastel Holandés de avellanas y nutella
(Clandestine Cake Club):



Ingredientes para el bizcocho:

~475 grs. de avellanas sin piel (la receta original pide 465)
~480 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
~180 grs. de azúcar glass
~180 grs. de azúcar moreno (si conseguís del claro, mejor)
~2 cucharaditas de extracto de vainilla (la receta pide sólo una)
~4 huevos L
~200 grs. de harina todo uso
~2 cucharaditas y media de levadura química (royal)
~Ralladura de un limón (opcional, nosotros no se la pusimos)


Preparación del bizcocho:

~La preparación es muy sencilla. Primero, precalentamos el horno a 180º (160º si es con ventilador. Y os diremos también que, en nuestro caso particular, pusimos el horno a 170º porque es nuevo y aún le estamos pillando el punto. A 180º nos quema los bizcochos, y a 170º quedan perfectos. Si veis que os pasa algo parecido, probar con 170º. Además, si veis que el bizcocho empieza a dorarse mucho por arriba, también podéis taparlo con un poco de papel albal hasta que acabe de hacerse).

~Preparamos el molde engrasándolo y enharinándolo bien o con el spray de desmoldar. Recordad que es importante escoger bien el molde en el que lo hagamos, puesto que el tamaño es una de esas cosas importantes a tener en cuenta a la hora del éxito del horneado de nuestro bizcocho.

~En un robot de cocina, molemos bien las avellanas hasta que queden muy finas. Si no tenéis robot, lo podéis hacer en un mortero, o metiéndolas en un paño y dándoles golpes, (ahora sé a qué venían los ruidos de por la mañana...).

 ~Batimos la mantequilla y los azúcares por un lado, con una batidora manual o a mano podéis hacerlo aplastándolo bien con una cucharada de madera. Llevará un poco más de trabajo y tiempo, pero también queda bien. Lo mezclaremos hasta obtener una mezcla esponjosa donde no quedan trozos de harina y todo está bien integrado.


~A continuación, añadimos los huevos uno a uno, mientras batimos en cada adición. Siguiendo los consejos de la receta, añadimos una cucharada (de los grs. de harina que tenemos), a la mezcla con el último huevo para evitar que se cuaje.

~Añadimos el extracto de vainilla (y la ralladura de limón si queréis).

~A parte, tamizamos la harina restante y la levadura, (nosotros no tamizamos las avellanas molidas). Añadimos las avellanas a la mezcla de harina, y toda esta a la mezcla anterior de ingredientes húmedos, revolviendo pero sin batir en exceso, para que no nos quede seco.

~Lo horneamos durante una hora o hasta que al meter un palillo, éste salga limpio. 

~Sacamos y dejamos enfriar en el molde, al menos 15 minutos antes de desmoldar. Luego, desmoldamos y ponemos sobre una rejilla para que acabe de enfriarse por completo y uniformemente.



Ingredientes para el relleno y la decoración:

~Nutella (no sabríamos deciros la cantidad exacta, lo que os lleve rellenar los huequitos)
~100 grs. de chocolate con leche de buena calidad (la receta original pide chocolate negro, pero no nos gusta mucho y con leche quedó perfecto. Pero ya sabéis, para gustos...=) )
~3 cucharadas de nata para montar
~Avellanas picadas


Preparación del relleno y relleno del bizcocho:

~Con un descorazonador de manzanas, hacemos agujeritos en el bizcocho a intervalos iguales. El chef le hizo 8 sabiendo lo que me gusta ese número... ¡Piensa en todo el bigotes!.
Cuky os recomienda que lo hagáis con cuidado porque, si bien no entraña dificultad, debéis profundizar todo lo que podáis sin llegar al fondo del pastel. Guardamos los trocitos de masa.

~Con una manga pastelera, rellenamos los huequitos bien con nutella y tapamos con los trocitos de masa que habíamos reservado. (Aquí Cuky me contó que ya se le hacía la boca agua).


Preparación de la cobertura y la decoración:

~Derretimos el chocolate junto con la nata. Podéis hacerlo en el microondas, sin ponerlo a mucha potencia y vigilando cada poco para que no se queme, o podéis hacerlo también al baño maría. El chef me sopla que se repartió el chocolate entre él y la taza...(Una para ti, dos para mí, una para ti,...).

~Lo dejamos templar un poco y lo vertemos sobre el pastel. Antes de que se enfríe, picamos un poco las avellanas, dejando trocitos no muy grandes y las espolvoreamos por encima.



Bien entrada la mañana y con una panzada de lobo feroz después de haberse comido a caperucita, a la abuela, al padre, a la madre, y los tíos postizos, nos fuimos a dormir cuando todos ya se levantaban. Cuando Cuky se volvió a despertar, a eso de la hora de comer, observó muy a su pesar y al mío, que sólo quedaban las migas... Os lo podéis imaginar agarrando la cajita donde estaba el pastel, diciendo que había muerto muy joven,(ya tenemos experiencia con pasteles que mueren jóvenes), y que no tenían piedad. El niño-grande, con los restos de migas aún entre las comisuras de los labios, (lo que le restaba credibilidad porque también tenía pegotes de nutella en los dedillos), levantó las cejas sorprendido y dijo que él "sólo había probado un trocito"...(Cierto es que la mitad ya nos la habíamos zampado nosotros dos).... El veredicto es...Que tendremos que volver a hacerlo pronto, esta vez, sin desmontar la cocina ni manchar batas de raso.
Feliz semana, y recordad: "Nucelar, la palabra es nucelar" =)
¡Abrazote de osote!


Honey Kiss.

Peace, Love & Music.