lunes, 7 de abril de 2014

¡Qué rico mamá! Un vasito ^^

Llega el segundo reto de "¡Qué rico mamá!" y esta vez, nuestra anfitriona Mara, del blog "Más dulce que salado", nos invitó a preparar un postre en vasito. 


(Pinchando aquí en el logo del reto podéis ver el resto de propuestas de nuestras compis.)

Los postres de vasito son algo que aún no habíamos tocado en el blog. Por casi todos vosotros es ya sabido que nos encantan las tartas y las galletas, pero este era un reto muy interesante para el chef y para mí. Y cuando el chef tiene un reto...Es como un genio loco en proceso de la creación de un nuevo invento. Así que, ya podéis imaginároslo. Bueno no, porque no vivís con él, por lo que os resumiré su trabajo de estos días para el reto.
Con bata blanca de científico, (no podía ser de otra manera), gafas-pasta, calcetines blancos con rayas rojas y negras, (sí, todavía no sé por qué), y varios bolis en su poder, al chef le parecían bullir las ideas en la cabeza cuando apareció, como de costumbre, un día por mi habitación cuando estaba estudiando.
Por el rabillo del ojo vi algo blanco impoluto que me hizo levantar la vista. El chef. Con su bata y sus gafas y su...

-¿Es un fonendoscopio eso que llevas colgado?.-El chef revisó su look a ver dónde estaba el fallo.
-¿Fonendos-cualo?.-Le señalé el artilugio.-¡Lo llevo porque soy científico!.
-Eso es para los médicos.
-No es para los médicos.
-¿En serio?, dime para qué se utiliza.
-Se utiliza...Se utiliza para... fonondoscopiar...y... y hacer cosas científicas. Y no me entretengas más, que tengo una idea perfecta para el reto y se me va a olvidar.-Y con las mismas se dio media vuelta. Claro, yo tenía que seguirlo, me intrigaba mucho ver qué había preparado el peludo-científico-loco. Cuando llegué a la cocina, aquello era un caos T_T... Salpicaduras por las paredes, un montón de cacerolas sucias y medio quemadas, vasos de todos los tipos y tamaños en el fregadero, el suelo lleno de pegotes...Y en medio de la mesa de la cocina, como cálices divinos, 3 copitas con un aspecto muy, muy rico. Debía de ser el resultado de su experimento científico, no hacía falta pensar mucho... La pregunta es "quién iba a limpiar aquello"... Al menos, esta vez no me había despertado en medio de la noche. Dejé que se explicase.
-Bien, esta es mi creación: los vasitos de filipinos con mousse.
-Suena bien, pero ¿sólo 3?.
-Me comí el 4º mientras pensaba.
-¿Pensabas en qué? T_T
-En cómo iba a decirte que tenías que recoger todo esto.


Vasitos de filipinos y mousse de chocolate blanco:



Ingredientes para la mousse (4 vasitos medianos):

300 grs. de chocolate blanco de calidad250 ml. de nata para montar (con al menos el 35,1% de materia grasa)
100 grs. de azúcar glass (puede ir al gusto)



Preparación:

Derretimos el chocolate a baño maría o en el microondas. Si lo hacéis en el microondas, ponerle poca potencia e ir poniéndolo cada 30 segundos, para evitar que se queme. Suele bastar con un minuto. Aunque no se haya derretido del todo, el calor residual hará que se acabe de derretir mientras removemos. Dejamos templar.

Montamos la nata con unas varillas (tiene que estar muy fría, podéis sacarla en ese momento de la nevera o meterla unos minutos en el congelador, sin que llegue a congelarse). Un buen truco para montar la nata es mantenerla en todo momento bien fría y montarla en un recipiente de acero inoxidable o cristal.

Cuando haya cogido un poco de cuerpo, añadimos el azúcar glass, poco a poco y sin dejar de batir.

Cuando la nata ya esté bien montada, añadiremos el chocolate blanco y volveremos a batir, hasta que coja cuerpo de nuevo y obtenga textura de mousse, suave.


Ingredientes para el montaje (4 vasitos medianos)

300 grs. de filipinos
La mousse que preparamos
Nata montada casera


Montaje:

Ponemos una primera capa de mousse, intentando que sean iguales en todos los vasitos.
Picamos los filipinos con el robot de cocina o a mano, dejando trocitos grandes y algunos pequeñitos y los ponemos en la siguiente capa.
De nuevo, ponemos otra capa de mousse.
Otra capa de filipinos.
Por último, montamos nata con un poco de azúcar glass y decoramos por encima.
Espolvoreamos con más filipinos para decorar y dejamos los vasitos al menos 2 horas en la nevera.

Valoración del chef:

 Después de probar el primer vasito, estaba un poco empachado, pero tened en cuenta que son vasitos medianos-grandes, y que el chef ya se había comido 2 tabletas de chocolate blanco, (que según él sobraban), y un cuarto de litro de nata montada, (para probar si estaba bien porque le parecía que estaba cortada...). No obstante, son unos vasitos ideales para comer entre dos personas en la "mirienda" o después de comer, como postre. No son empalagosos, pero sí llenan. Aunque...¿a quién no le gusta llenarse de chocolate blanco?, ¡¡guauu!



Nota: Podéis sustituir los filipinos blancos por otros de chocolate con leche o los de chocolate negro y cambiar la mousse. Lo bueno de estos vasitos es que son muy versátiles, podéis hacerlos de cualquier cosa que se os ocurra. Son fáciles de hacer, se tarda poco y se mancha aún menos, pero el resultado es muy rico.

Nota 2: Aunque todavía no sé cómo el chef dejó la cocina como un campo de batalla, es una receta, como os digo, sencilla, ideal para preparar con los peques =)

No penséis que acabé fregando aquel estropicio de cocina. Mientras escribo el post el chef está dialogando con Don Limpio y el estropajo. Después de pegarse una buena siesta, eso sí. El empacho era muy grande y no podía moverse, (esto después del segundo vasito).

El resultado fue que, para ser la primera vez que experimentábamos con los vasitos, nos encantó el resultado. Después de que el chef acabase con la primera tirada de 4 vasitos(y un empacho como una casa), hicimos otros 4, y esta vez no le dejé tocarlos. Nos gustaron tanto que ya estamos pensando en hacer los siguientes con una nueva versión =)
¿Y vosotros, os animáis?.

Recordad que aún sigue abierto el plazo para mandar vuestras propuestas a nuestro primer concurso "Música Dulce" ^^

¡Abrazo de osete!



Honey Kiss.

Peace, Love & Music.




41 comentarios:

  1. Guau!!! Impresionantes, Vaya pinta que tienen si te parece mucho un vasito como dices mandame uno que yo te ayudo,,,jejejejej

    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, me encantan estos vasitos, son rapidos, faciles y resultones.

    Un saludo y arechuchos a Cuky

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, el chef parecía más bien el profesor Bacterio con la bata blanca!!
    Me ha encantado lo de las 2 tabletas de chocolate blanco (que según él sobraban), sobraban las dos, no? Jajaja.
    En fin, qué te voy a decir, los filipinos me retrotraen a la infancia como pocas otras cosas. Hace lustros o incluso décadas que no los he comido. Esta misma tarde me compro un paquete y se los doy a probar a mis enanas. Y si sobran, pienso probar este postre porque me ha parecido una idea genial!
    Besitos!
    Beatriz

    ResponderEliminar
  4. Kim, jaja!! Qué arte!! Ese científico que tienes por ahí!! Unos vasitos deliciosos!! Me ha encantado tu propuesta. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Espectaculares! Tienen una pinta impresionante, se me hace la boca agua! Un besote. La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
  6. umm qué pinta, nos ha encantado!! ahora nos pasamos a ver el resto de propuestas! besis

    ResponderEliminar
  7. Pero qué cosa más rica... Una presentación preciosa, apetece meter la cucharita y hasta pegar lametazos en la pantalla!! jejeje! Muy rico. http://www.gutamama.com

    ResponderEliminar
  8. Kim te han quedado unos vasitos de locura con una presentación fantástica pero viendo como los has hecho y con los ingredientes que los has hecho, me imagino que tienen que estar de muerte!!! ¿me puedes mandar uno para probarlo?
    Bss
    ¡¡Mmm qué delicia!!
    Facebook ¡¡Mmm qué delicia!!

    ResponderEliminar
  9. Vaya vasitos tan ricos que nos traes hoy!! Se me cae la baba con ellos!! Mmmmmmm

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  10. Yo lo hago igual pero con oreos!y esta escandalosamente rico!besos

    ResponderEliminar
  11. Jajajaj que bueno, me he quedado con ganas de ver una foto de como quedó la cocina después de que el chef anduviera por allí. Peor bueno, desde luego que mereció la pena porque tienen muy buena pinta

    ResponderEliminar
  12. Tu no te aburres en la cocina con el socio que te has buscado ehh jajaja vaya tela, no se como le dejas entrar en la cocina jajaja, aunque claro después de ver estos deliciosos vasitos, pues ... una hasta se lo piensa, porque parece que el estropicio mereció la pena ¿no?

    Besotes y hasta el próximo reto

    ResponderEliminar
  13. Madre mía, vaya pinta impresionante!! Esa mezcla de ingredientes tiene que ser infalible: riquísimo!!!!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta leerte :), yo te ayudo si te sobran, vale? jejeje Me encanta la combinación que has hecho, ya me estoy imaginando lo ricos que pueden llegar a estar, ñammmmmmmm
    Besotes guapisima

    ResponderEliminar
  15. Por favor amo a ese Chef!!! No sabes lo entretenida que me mantenéis con vuestras historias jajaja, el resultado es tan bueno que mi querida Kim, te mereces limpiar, por empollona y no ayudar a tu chef :P Un super beso enorme para el chef y otro para tí preciosa.

    ResponderEliminar
  16. A este cuky un día le va a dar una indigestión de tres pares de narices, pero a mi no me extraña, cualquiera se resiste a esos vasitos, tienen que estar para relamerse los bigotes, yo , sin que te des cuenta me he llevado uno para tomarmelo esta noche. Un besazo!

    ResponderEliminar
  17. Estupendos vasitos, qué linda presentación!!
    Lxx

    ResponderEliminar
  18. Alaaaa, he tenido que buscar en Google una foto de los filipinos ya que te juro que en las tuyas el efecto es tan impresionante que parece como arena. Increibles imagenes pero me quedo con esta cremita de choco blanco que tiene que estar deliciosa.

    ResponderEliminar
  19. Que buena pinta tienen tus vasitos ..... que niños se resistirían a ellos?¿?
    los míos desde luego no se resistirían , es mas se pondrían las botas jeje
    Ademas te quedaron unas fotos alucinantes ;)

    ResponderEliminar
  20. Madre mia Kim!!! pintaza total hija!
    Dicen cómeme!!! Tengo que probar esta receta si o si!!!!
    Un besazo♥

    ResponderEliminar
  21. Tus post son geniales, por las recetas y por lo que me río con las historias del gran chef!!! Un besazo a los dos. :)

    ResponderEliminar
  22. Pero que ven mis ojos!!!!!! vaya pinta que tienen estos vasitos, totalmente deliciosos e irresistibles.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. ¡¡Este chef es genial!! Y su creación tiene muy buena pinta...

    ResponderEliminar
  24. Cadi día me gusta más este sabueso y sus ocurrencias je je je. Ala el que mancha limpia di que si y con su glotoneria se limpia peor ya que mientras reposa en la siesta lo que mancha se reseca y cuesta mas de limpiar je je je a ver si aprende para la próxima. Me encantan estos vaditos, felicidades por vuestro primer intento!
    besos

    ResponderEliminar
  25. Buah!
    Pero que pinta más deliciosas tiene esta mousse!!! Y con galletas!! Ñam!!! Nosotras tambiñen queremos hacer una mousse de chocolate blanco, ha de estar tremenda...

    Besitos!
    Tamara&Gemma

    elsecretoendulzado.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  26. Qué listu el perrín, tiene una pinta estupenda!!! Dan ganes de comer la pantalla o.O
    Un besín :)

    ResponderEliminar
  27. Madre mía que vasitos, que relleno y que fotos!!!!!!!!!!!
    El reto superado pero multiplicado por cien.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  28. Kim, ahora mismo estos vasitos han pasado a ocupar el primer puesto de mi lista de pendientes... si supieses la de tiempo que hace que no pruebo los filipinos... qué ganas de probarlos!!! Y encima aderezados con esta genial historai, JAJAJAJAJA. BS

    ResponderEliminar
  29. Estos vasitos son ideales para terminar una buena comida, de eso que cuando quieres "algo dulce" jajajaj me encantan!! me gusta el chocolate blanco y en casa son fans de los filipinos, asi que un 10!!
    besote
    Flor

    ResponderEliminar
  30. Menuda pasada de recetas y de fotos, ole tú, Kim!!! muaaaaaaks!!

    ResponderEliminar
  31. Vaya pinta!como para no comerse los cuatro...yo también lo haría!jaja buena receta :)
    Un beso!
    Blue Velvet

    ResponderEliminar
  32. Ala eso es una perdición total! Me encanta!!! Tengo que prepararselo a mi hermano un día. Un beso!

    ResponderEliminar
  33. Me parto que bueno para fonendoscopiar, me ha encantado el palabro!!! Yo soy igual!!! jaajajajaja, Menuda pinta tienen estos vasitos, lo que no me gusta, es que ahora me voy a tener que poner a ello... y estaba a dieta... ajajajajaja!!! Besitos
    Carlos-Chocoboss

    ResponderEliminar
  34. Madre mía qué pintaza!
    Tomo nota y lo pongo en práctica seguro, qué delicia!
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Que pintaza!! A mi hija le va a encantar!! Con tu permiso me llevo tu receta. Muchos besitos

    ResponderEliminar
  36. Pero qué buena pinta, madre mía, con lo que me gusta a mi el chocolate blanco. Gracias por la propuesta. Un besico. Feliz martes.

    ResponderEliminar
  37. Estos vasitos tan divinos ya están adjudicados!! jejejeje buenisimos

    besos

    Youtube: Monica-Saboreando las estrellas

    Blog: Saboreando las estrellas

    ResponderEliminar
  38. Eso de que me comí el cuarto cuatro mientras lo pensaba, cómo me suena! jajajajaja... Unos vasitos espectaculares, ñammmmm....por supuesto que los probaremos, la pinta es espectacular sólo hay que verlos! Quién se resiste al chocolate blanco? Me gustan muchos los postres en presentación individual:)
    Biquiñosssss

    ResponderEliminar
  39. ...y ...los hombres son así! fíjate que con sólo 3 ingredientes semejante lio armó!..jejejej! Bueno...pero el postre se ve rico, rico.
    Besoss hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/04/el-cerebro-y-los-sabores.html

    ResponderEliminar
  40. Madredelamorhermoso!!! ....no puedo decir más....bueno si...que lo voy a compartir en fb.Besos

    ResponderEliminar

Tu comentario enriquece a este blog. ¡Cuky y yo te lo agradecemos con ilusión!