domingo, 25 de septiembre de 2016

¡Hemos vuelto! Primera receta de asaltablogs

Parece mentira que se haya acabado el verano ya y hayamos entrado en el otoño... Pero aquí estamos de nuevo, con las pilas recargadas, muchas ganas de cocinar y ¡muchas recetas nuevas!.  Entre ellas, la que "gichamos" este finde con el asaltablogs, que estrena nueva temporada con los chorizos más hábiles de la blogosfera.

Y ahí estaba Cuky, con las mallas de camuflaje preparadas, (raro viniendo de él, que siempre suele perderlas), su bolsa nueva de choricear, dos rayitas negras pintadas bajo los ojos, y muchas ganas de ir a fisgar cocinas ajenas.
Esta vez sí que lo tenía todo planificado, así que, sólo tuve que dejarme llevar y hacerle caso al chef, que tenía ya pensado un método para entrar en la cocina de Mabel sin dejar huella y en un tiempo récord. Estaba intrigadísima por conocer su plan perruno.




A las 00:00 hora zulú, entramos por la puerta de Mabel con mucho sigilo y un planning muy concreto. No tardamos en dar con los ingredientes y la receta que queríamos. Fue todo pan comido e incluso, nos sobró tiempo. 
Cuando acabamos, me puse a borrar las posibles huellas que hubiésemos dejado y volví a la cocina satisfecha para encontrarme al chef tomando un tentempié y llenándolo todo de migas, restos de la taza en la mesa y mucho azúcar desparramado por el suelo.


Mabel's Kitchen


-¿Cuuuéee?...-Me dijo con la boca llena de algo que parecían magdalenas. Sí, magdalenas, varias. Tenía una más en cada mano, los bigotes llenos de migas y las líneas negras debajo de los ojos emborronadas. No le dejé decir más. Le cogí en volandas y me lo llevé rápido de allí antes de que entafarrase nada más.
Dejamos a la pobre Mabel sin magdalenas, sin receta y con la cocina hecha un revuelto de migas, huellas perrunas y posos de café.
Desde aquí, con el chef supervisando a mi lado, le pedimos que no sea vengativa si algún día viene a asaltar nuestra cocina.




Ingredientes para 12 magdalenas: (Asaltablogs) 
(*Nota: Utilizamos la medida de un yogur -de 125 grs.- como medida para los ingredientes, como hizo Mabel)

~3 huevos M
~1 medida de aceite de oliva suave
~1 medida de nata para montar
~2 medidas de azúcar (con un poquitín más para decorar por encima)
~3 medidas de harina de trigo
~1 cucharadita de "Princess cake cookies"
~1/2 sobre de levadura química (tipo royal)
~Una pizca de sal





Preparación:

~Precalentamos el horno a una temperatura fuerte: unos 220-230º y preparamos las capsulitas en un molde especial para magdalenas o cupcakes.

~Batimos el azúcar con los huevos unos 5 minutos, comenzando a velocidad media y subiendo a alta. La mezcla quedará muy esponjosa.

~A continuación, añadimos el extracto y la nata, y batimos de nuevo a velocidad alta, otros 2 minutos para añadir aire a la mezcla.

~Añadimos el último ingrediente líquido: el aceite, poco a poco y sin dejar de batir, a velocidad media. Cuando acabemos de incorporarlo, seguimos batiendo un par de minutos más.

~Por otro lado, tamizamos la harina, la levadura y la sal y añadimos estos ingredientes secos a los húmedos en dos veces, revolviendo con unas varillas.

~Echamos la masa en los moldes y dejamos reposar en la nevera unos 15-20 minutos mientras precalienta el horno. Pasado este tiempo, sacamos el molde de la nevera, espolvoreamos con muuuucho azúcar por encima y metemos las magdalenas en el horno y bajamos la temperatura a 210º. Dejamos hornear durante 15-18 minutos. Dependerá del horno pero, a partir de los 15 minutos, conviene estar atentos por si se doran demasiado.




¿Qué os podemos decir de estas ricas magdalenas?...
¡¡Aains!!...Que además de estar buenísima y volar en un "pis-pas", son súper fáciles y rápidas de hacer. Ideales para esos días en los que os apetece algo dulce pero no tenéis muchos ingredientes o no queréis complicaros mucho. Son tiernas, ricas, ¡¡y entran solas!!.

Ahora, té en mano, nos vamos corriendo a ver las recetas de los demás compis asaltantes a las que os invitamos a echar un vistazo.

¡Disfrutad del domingo y reponed pilas para el comienzo de semana!.
(Sobre todo para los martes...odiosos martes ¡¡gruuuff!!).


¡¡Besote de osete feliz!!





55 comentarios:

  1. ¡¡Hola chicos!! Bienvenidos de nuevo. Pues si, el tiempo pasa volando y volvemos a la rutina sin darnos cuenta. Y oye, empezar con unas ricas magdalenas de nata, no está nada mal. A mi también me ha gustado por lo fáciles que son y ese copete tan estupendo que le han quedado a las magdalenas. ¡¡Irresistibles!! Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Que buenas estas magdalenas de nata!!! Seguro que tu y Cuky os habéis puesto las botas!!! Que ricas!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  3. Nenaaa! que magdalenas tan pintonas. Tu Cuky no se puede quejar. La explicación perfecta, y el tema del reposo en la nevera me suena que es el elemento básico para lograr copete!! Enhorabuena, que te han quedado lujosas!!
    Bss ;) :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Kim,
    como siempre es un placer leer tus aventuras con el "Chef Can".
    Realmente las magdalenas tienen una pinta de morirse, además ahora que llega el frio siempre interesa encender el horno.
    Me encanta tu asalto.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonitas te han quedado, y que cursos más gracioso tienes, me encanta.
    Un gran asalto.

    Un besito.

    Míriam - Dulce Muffin

    ResponderEliminar
  6. Como me gustan las magdalenas, menuda receta rica te llevaste.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. me alegro que hayas vuelto t con una receta estupenda para una buena merienda o un desayuno.
    A mi las magdalenas me chiflan aunque hace tiempo que no las hago, estas de nata tienen que estar de lujo.
    besoss guapaaa

    ResponderEliminar
  8. Una vuelta por todo lo alto!!menuda merienda rica o desayuno tienen estas magdalenas!! Bs.

    ResponderEliminar
  9. Hola, me alegro de veros y sobre todo con una receta tan deliciosa!! Espero que hayáis pasado un b¡verano estupendo y mucha suerte en la nueva temporada!!!

    ResponderEliminar
  10. Bienvenida, que ricas magdalenas, te quedarón estupendas, buena receta encontró cuki jaja, ideales tanto para desayunar como para merendar,besos

    ResponderEliminar
  11. Ay cómo echaba de menos las historias de Cuky y sus mallas de camuflaje. Me parto con esos asaltos suyos a la hora zulú. Es grande. Yo hago unas magdalenas como éstas con ralladura de limón casi cada semana. Salen con una textura genial, supongo que por la nata. También se pegarán más al riñón pero de algo hay que morir. Yo con las de tus fotos me iba al cielo pero ya. Un besito y otro para Cuky.

    ResponderEliminar
  12. Me encantan estas magdalenas por varias razones, una de ellas que no hay que apuntar medidas, al igual que el bizcocho de yogur con el vasito se controlan las cantidades. Y por supuesto por su sabor y ese aspecto tan delicioso que tienen. Una rica merienda y desayuno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Hola! Qué alegría nos da que estéis de vuelta! Esas magdalenas tienen una pinta deliciosa! Besis

    ResponderEliminar
  14. Madre mía que magdalenas más buenas os han salido, la verdad es que es una receta estupenda, para esos días que no quieres usar pesa y con ingredientes que tenemos en casa.
    besitos guapos!

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Bieeeeen!! Estáis de vuelta *_* Y menuda pinta tienen estas magdalenas, eso es volver por todo lo alto!
    ¡Besitooooos! :D

    ResponderEliminar
  16. Una presentacion muy bonita y las magdalenas tienen que estar de infarto. Buen asalto Bs

    ResponderEliminar
  17. Jajajajaja¡¡¡¡Me encanta tu presentación! Que imaginación que te vi con tu cuky en la cocina de Mabel. Las Magdalenas están buenísimas, al menos las fotos se ven de 10, para probarlas las tendré que hacer. Bs.

    ResponderEliminar
  18. Que buenas, tienen que estar de vicio. Además que fotos tan chulas. Kissess

    ResponderEliminar
  19. que ricasss, me llevo unas cuantas para mis peques..jijijiji un besazo!!

    ResponderEliminar
  20. Estuve a punto de decidirme por esta receta pero al final me decidi por los de chocolate. Tienen que estar divinas, buen asalto!

    ResponderEliminar
  21. Ahora me comería una! Nos vemos en el próximo asalto! un beso

    ResponderEliminar
  22. Ya se os echaba de menos por aqui jeej....ya era hora :_) bueno bromas aparte os diré que menudas madalenas más ricas con su copete azucarado, me encantan con el sabor de nata...resumiendo que me llevo un par sin que os deis cuenta para merendar. Bstss y otro para Cuky :-)

    ResponderEliminar
  23. Esas magdalenas son lo más... no me extraña que se las zampara sin miramientos, los perros no tienen mucha diplomacia cuando algo les gusta (bueno, y mi gata tampoco te creas jajajaja). En fin! Estupendo asalto!

    ResponderEliminar
  24. Que pinta mas rica tienen estas magdalenas! Me llevo un par de ellas para el desayuno de mañana. No conocia tu blog y me quedo para investigarte. Besos

    ResponderEliminar
  25. No me extraña que a Cuky me hurtara estas magdalenas, son fáciles y están de ricas... por cierto, esa cucharadita que le has añadido me intriga que es.
    Estupendo asalto. Besos!!!

    ResponderEliminar
  26. Estas magdalenas son muy buenas para el desayuno,me encantan.besinos

    ResponderEliminar
  27. Pero que requetebuenas que tienen que estar. Jooo, y me quiero poner a dieta. ¡Buen asalto!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  28. Que magdalenas más ricas. Tengo esta receta entre mis pendientes desde hace tiempo, me tengo que poner con ella jajaja
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  29. Hola chicos! Jopeta con Cuky! Si te descuidas te deja sin ninguna magdalena jaja! Hubiera sido una pena no poder probarlas con lo ricas que os han quedado con este copete, parecen las típicas magdalenas que encuentras en el mercado con el copete perfecto y lleno de azúcar mmm... Besitos perrunos para el chef y para ti también Kim jeje!

    ResponderEliminar
  30. Me encantan! Un momentin que voy a por el tazon de chocolate...

    ResponderEliminar
  31. Pensé que aún no habíais publicado, he pasado de casualidad, se te olvidó decirme que teníamos recetón y de magdalenas. He disfrutado enormemente de esos copetes impresionantes, que de haber tenido a mi alcance habría desmochado sin remordimientos. Me contagia Cuky, jajaja. Besitos.

    ResponderEliminar
  32. ¡Muy buen robo!
    Y qué bonitas las fotos. Una buena taza de mi té favorito y una magdalenita de estas....hmmmmm....

    ResponderEliminar
  33. Hola Kim guapisima, me encantan las magdalenas y estas te han quedado riquísimas, yo me llevo dos para desayunar, gran asalto.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  34. Me alegra tu vuelta y que llegues con las pilas cargadas. Soy capaz de comerme todas la magdalenas que me pongas por delante, no tengo fin comiéndolas...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  35. Soy muy madalenera. Y de robar en mallas y con pasamontañas. También soy como Juan Valdés, así que a esas magdalenas les pongo un cafecito al lado, y me quedo más que lista hasta para el advenimiento del Apocalipsis

    ResponderEliminar
  36. Fua, que buena pinta y que ideales para desayunar, la merienda o para picar entre horas!!

    ResponderEliminar
  37. Jajajaj me puedo imaginar a cuky con esos bigotitos llenos de migas muy sospechosas, que mono!! Yo creo que esta receta es un clásico que no ha faltado nunca en la cocina de las blogosferas, tarde o temprano todos la hacemos, y es que las magdalenas de nata son un recuerdo de la infancia para algunos, para otros un pecado de adulto jejejeje, en todo caso deliciosas!!
    Un beso guapetes

    ResponderEliminar
  38. Hola preciosos,, que tal todo,,yo a ver si me animó un poco y estoy más por aquí,,las Magdalenas increíble.un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Unas fotos muy bonitas! Y las magdalenas tienen pintaza!

    ResponderEliminar
  40. Ohhhh menuda pinta que tienen¡¡¡ En mi casa no duraban un segundo¡ Besines guapa

    ResponderEliminar
  41. Ostras Kim, qué buena pinta tienen tus magdalenas, mucho mejor que las que hice yo!
    Un lujo de robo, besos!

    ResponderEliminar
  42. Hola Kim! Que buenísimas se ven tus magdalenas chiquilla! ya me podías haber mandado unas cuantas sin que te viera en señor Chef jajaaa... Venga... Para la próxima quitarle unas cuantas! :) Besosss

    ResponderEliminar
  43. Hemos coincidido en la receta , te han quedado muy bien ,

    Un beso

    ResponderEliminar
  44. Hola Kim!!!
    Siempre me encantan tus entradas ese perrete tuyo es adorable y un poco trasto, todo hay que decirlo jejeje. Me encantan estas magdalenas, en casa también las hacemos mucho y siempre vuelan.
    Besoss

    ResponderEliminar
  45. Una vuelta genial y sabrosa Kim, las magdalenas siempre son un acierto!! Que costrita más rica, y que jugosas se ven!!!
    Buen asalto!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  46. Que pinta tienen esas magdalenas!!!! por favooooorrrrr!!! se ven super ricas y con ese copete!!!
    felicidades por el asalto!!!
    un besito a Cuky y otro para ti!
    Flor

    ResponderEliminar
  47. Esas magdalenas tiene muy buena pinta!!! No me extraña que desaparecieran en un pis pas!
    Ya nos seguimos en G+ ; ) que tal si nos damos like en face? Me pasaré a visitaros!

    ResponderEliminar
  48. Hola!, buena receta para la vuelta, una delicia de magdalenas que no me extraña que desaparezcan rápido, besos!

    ResponderEliminar
  49. Hola cariño, ya estoy de vuelta, y que mejor recibimiento que esta maravilla de postre. Muchas gracias nena

    ResponderEliminar
  50. Un asalto delicioso! yo tampoco dejaría ni las migas! muaaks

    ResponderEliminar
  51. Es entendible que Cuky no pudiera resistirse a esta receta. Se ven bonitas y tentadoras... De esas que no se puede con una sola porque invita a seguir que magdalena va y que magdalena viene, comiendo y comiendo Jajaja :D
    Besos.

    ResponderEliminar
  52. Peeo qué ricas! Qué lástima que jo las viera antes para robarlas yo también!

    ResponderEliminar
  53. Qué magdalenas más ricas, Kim!! Te han quedado estupendas y las fotos preciosas!!! Besitos, guapa!

    ResponderEliminar

Tu comentario enriquece a este blog. ¡Cuky y yo te lo agradecemos con ilusión!