domingo, 26 de febrero de 2017

Asaltablogs: ¡Volvemos a ser "chorizos"!

¡¡Hola dulceros!!
Hoy venimos con asalto, y uno de los buenos, preparaos porque os hemos guardado un trocito (vale, en realidad he tenido que volver a hacer la receta del asalto porque Cuky se lo ha comido entero pero, de este bundt no ha tocado ni una miga. Vamos progresando).


Hace unos meses que no participábamos en el asaltablogs por falta de tiempo, y la verdad es que teníamos muchas ganas de volver a ponernos nuestras galas de "chorizos", volver a ser "El Peludo y La Suiza", y volver a asaltar recetas ricas de nuestros compis.
Cuky tenía que desempolvar sus mallas de chorizo, y como es invierno...Digamos que no le cabían. Y no porque haya engordado, que siempre lo digo, el jodío para eso, tiene suerte. No.
Lo que pasa es que en invierno le crece el pelo como a Sansón, y como Sansón, en verano cuando se lo cortamos, pierde toda la fuerza y se vuelve manso como un corderito...De hecho, el corte de pelo le quita hasta años...Y "kilos". Tanto es así que, cuando los vecinos se los cruzan por las escaleras siempre escuchamos la coletilla de..."vaya cómo adelgazó Cuky"....A lo que nosotros siempre contestamos..."Es el pelo..."...Seguido de otra frase vecinal que engloba una sabiduría ancestral que a nosotros se nos escapa... "No, no, que adelgazó..". Claro, nosotros no nos damos cuenta...(nótese la ironía de mis palabras).



Como esta vez no encontraba ni sus mallas negras, ni sus mallas de camuflaje, tenía que ir un poco más...Agata Ruiz de La Prada y menos...Grace Kelly-choriza. Iba a ir más cantoso pero, más mono.

Había escogido unas mallas nuevas que le habían llegado por correo esa misma semana. Unas monísimas con unos bizcochos estampados sobre un fondo azul... Que no, que las mallas no eran discretas pero, hacían el apaño porque al chef le apetecía bizcocho, y todo cuadraba perfectamente para su plan maestro-choricil.

A las 00:01 hora zulú, nos metimos por la ventana en la cocina de Elena sigilosamente...Lo más sigilosamente que pudimos. "Nunchakus" en mano (todavía no sé para qué), el chef se dirigió rápidamente al salón donde estuvo un buen rato mientras yo me encargaba de recoger todos los ingredientes necesarios, cual pantera rosa, ágil y rauda para marcharnos de allí a las 00:11...Hora zulú también. A las 00:09, veo aparecer al chef con algo que parecía un bulto grande y pesado pero, no dio tiempo a interrogatorios pues, al fondo se encendió una luz y supimos de que debíamos salir por patas. Nunca mejor dicho.

No hay texto alternativo automático disponible.

Nos escapamos por la ventana como los  Reyes Majos una víspera de Reyes, pero sin beber leche ni comer galletas. Deduciréis que el chef tenía hambre. Y deducís bien. Según llegamos a casa, se puso manos a la obra. Y no llegamos precisamente temprano...Ese fue el primer empacho de bundt, porque se lo comió él solito. Yo lo dejé cocinando y me fui a dormir, rezando (metafóricamente) por que al día siguiente estuviese todo recogido...



Bundt Cake de Fresas, philadelfia y chocolate blanco


(Receta del "Asaltablogs" --> Mrmlada blog)

Ingredientes para un bundtcake grande:

~250 grs. de harina de trigo
~250 grs. de azúcar blanco*
~200 grs. de queso de untar (tipo philadelfia)
~1 yogur natural no azucarado
~3 huevos L
~150 ml. de aceite
~150 grs. de chocolate blanco*
~1 sobre entero de levadura química (tipo royal)
~1 cucharadita de esencia de vainilla
~1/4 de cucharadita de sal
~200 grs. de fresas frescas


Notas:
*Hemos aumentado las cantidades con respecto a la receta original. Ya sabéis que el chocolate nos puede...


Ingredientes para la decoración:

~Nata para montar (con al menos 35,1% de materia grasa)
~Azúcar blanco al gusto
~Fresas troceadas


Preparación del bundt:

~Precalentamos el horno a 180ºC  con calor arriba y abajo, o a 170º con ventilador y engrasamos nuestro molde de bundtcake, o el que tengamos a mano y nos guste más ;)

~Por un lado, batimos el queso hasta que quede bien cremoso, y vamos incorporando el azúcar poco a poco, batiendo a velocidad media.

~A continuación, y sin dejar de batir, vamos incorporando los huevos uno a uno, añadiendo el siguiente cuando el anterior esté integrado. Seguiremos batiendo un par de minutos más a velocidad fuerte antes de incorporar la vainilla.

~Añadimos ahora el aceite en un hilo fino, batiendo a velocidad media.

~Por otro lado, lavamos y cortamos las fresas y picamos el chocolate en trocitos irregulares, y reservamos.

~A parte, mezclaremos los ingredientes secos: sal, harina y levadura, tamizándolos bien. Los incorporamos a la mezcla de ingredientes húmedos anterior removiendo con varillas manuales para no agregarle mucho aire. Removeremos hasta que la mezcla sea homogénea.

~Es el momento de añadir las fresas y el chocolate, que incorporaremos con movimientos envolventes.

~Vertemos nuestra mezcla en el molde ya engrasado, le damos unos ligeros golpecitos para quitar las burbujas y llevamos al horno a la misma temperatura que teníamos durante unos 45-50 minutos, aunque el tiempo puede variar de un horno a otro, por eso, a partir de los 45 minutos conviene estar atentos de nuestro bundt y ver si aún le queda por hacerse (pinchando con un palillo podréis ver si está o no hecho).

~Cuando esté horneado, apagamos y dejamos un par de minutos con la puerta del horno abierta antes de sacar. Cuando lo saquemos, lo dejamos enfriar sobre una rejilla unos 10 minutos antes de desmoldar. Para desmoldar, nos será más fácil si antes le damos unos "golpecitos" y unos "meneos" sobre la encimera (el truqui de Cuky).

~Desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre rejilla mientras preparamos nuestra decoración: Batimos la nata y le añadimos el azúcar. Nosotros la dejamos "semi-montada" para que cayese ligeramente por el bundt. Luego, decoramos con unas fresitas.


Este es un bundt que está tremendo. Nos alegramos de haber asaltado a Elena porque sus recetas nos encantan y llevábamos tiempo queriendo preparar alguna.
Esta era la excusa perfecta. Menudo bundt nos hemos llevado. De los mejores que hemos probado, os lo aseguramos =)


Os estaréis pregunando todavía que qué era el bulto que Cuky llevaba en las patitas antes de salir de la cocina de Elena...Era una réplica de un molde de bundtcake.  El que utilizamos para esta receta. Cuky le había echado el ojo hacía tiempo, cuando estaba haciendo su investigación y planos sobre la casa de Elena, y se había quedado enamorado del molde. Pero, como el chef sólo es chorizo para los asaltos, no quería hacerse con el molde sin más, tenía que replicarlo. Y así lo hizo. El resultado da bastante el pego...Este chef vale para todo, lo mismo te saca una obra de ingeniería, que te hace un bizcocho, que te la arma en la cocina y te deja aquello como "la gocha".


Pasad un feliz domingo y llevaros un trocito de este bundt al que os invitamos ^^

¡¡Abrazo de osete rellenete de Bundt!!

Honey Kiss.