domingo, 27 de marzo de 2016

¡Al rico asaltablogs!

¡¡Feliz domingo!!
¿Cómo estáis?,¿os habéis levantado con energía?. Si no es así, no os culpamos, nosotros arañando las últimas horas de domingo en la cama... Aunque, con el día que hace, lo más probable es que sea nuestra compañera durante todo el día.

¿Sabéis qué viene genial para un domingo?, decimos más, ¿para un domingo lluvioso y ventoso?...¡¡¡Unos bollitos!!!, o mejor, ¡¡bollitos y asalto!!...Lo que le gusta al chef un buen asalto... Y un buen botín...Todo junto. Exactamente lo que se llevó en este asalto.


Este asalto que os traemos hoy, fue un poco accidentado, (aunque ya va siendo costumbre), porque el chef estaba un poco oxidado (yo ni os cuento...estaba tan oxidada que ni participé en él).

El caso es que, ya no asaltábamos desde antes de Navidad y Cuky no encontraba ninguno de sus pares de mallas de chorizuelo, así que, tuvo que recurrir al plan B... Que no era otro que buscarse otras mallas. Pero tenían que ser unas mallas cómodas, con las que pudiese trepar por las paredes hasta meterse por la ventana de la cocina de Marisa, la asaltada de este mes.

THERMOFAN

Encontrar, encontró otras. Pero apropiadas, lo que se dice apropiadas, no eran.
Eran más bien fashion. Muy fashion. Fashion estilo...los mandiles de Chicote.
Así se debía de sentir el chef, como Chicote cuando entraba en una pesadilla de cocina...Pero el chef estaba en una pesadilla de fachada, donde sus utensilios habituales de asaltador no valían para escalar, así que, tuvo que recurrir al plan C. Coger el ascensor.
Que no quedaba tan profesional, pero por ser esta vez, se lo perdonaba así mismo.

Yo me había quedado dormitando en una de mis siestas-vacacionales...(porque se me pegó un poco de la vagancia del chef estos días y no tenía yo el cuerpo para asaltar). Así que, allí se fue el chef, plano en mano, con la bolsa de asaltador y toda su indumentaria de choricero para volver con medio botín, (porque el otro medio se lo comería él de camino).


El asalto, según él, fue todo un éxito, (no tanto a juzgar por las trazas que traía).
Había perdido el gorro de ladrón-perruno, junto con el antifaz, además de venir con media malla y el rabete asomando, la bolsa de chorizar con agujeros (por los que según él, se perdió medio botín, ejem, ejem), y ya no había cuerdas. Ni ganzúa. Ni nada. Claro que tampoco le habían hecho falta.

Menos mal que todavía quedaba algún bollito en la bolsa de asalto y pude probarlo...Porque los otros se los zampó él antes de quitarse los jirones que le quedaban por malla.
Por suerte, se había hecho con la receta de los bollos (esta vez, y no como otras, no se le pasó cogerla...Porque de eso solía encargarme yo), y en cuanto estuvo cambiado y con el gorrete de chef, nos pusimos manos a la obra a amasar y hacer té, mientras el niño-grande esperaba ansioso a que subiese la masa para apretarla con los dedos.
Dampfnudeln (Bollos suizos)

Ingredientes para unos 9-10 bollitos:

~130 ml. de leche entera*
~260 grs. de harina de fuerza
~30 grs. de mantequilla sin sal
~1/2 cubo de levadura de panadero**
~3 cucharadas de azúcar blanco***
~1 huevo L
~Una pizca de sal


Notas:

*La receta de Marisa tiene 100 ml. de leche desnatada y el resto, agua.

**Nosotros usamos medio cubo de levadura de panadero, ya que, las proporciones son apróx., 1 cubo por cada 500 grs. de harina.

***La receta original pone 2.



Ingredientes para el jarabe*:

~Un buen chorro de bailyes
~1 cucharada de azúcar blanco
~3 cucharadas de leche entera
~1 cucharada de mantequilla sin sal
~1 pellizco de sal


Notas:

*Nos quedaba un poco del bailyes de la receta anterior y estaba ahí...tan brillante en el muebleblar que...en uno de los descansos de amasado, al chef se le ocurrió usarla...Debió de ser que mucho, mucho, no le afectó la cogorza anterior. (La receta que usa Marisa lleva ron, ron, ron, la botella de rooon...)



Preparación: (1º levado):

~Deshacemos la levadura en la leche hasta que quede homogénea.

~En un bol o un cuenco grande, ponemos todos los ingredientes y amasamos bien. Nos llevará un tiempo. Cuando la masa empiece a estar homogénea, vamos añadiendo la leche con la levadura poco a poco, amasando hasta que se integre bien.

~Seguimos amasando una vez que la mezcla sea homogénea. Cuando sea más manejable, sacamos del bol para amasarla mejor sobre una superficie lisa. El modo de amasado será ir haciendo pliegues por los dos lados, mientras la deslizamos hacia nosotros. Amasaremos durante unos 15 minutos.

~Preparamos un bol enharinado y hacemos una bola con la masa. La dejaremos en este bol bien tapado con film en un lugar cálido (al lado del horno o la calefacción), durante al menos 2 horas (o hasta que se duplique su volumen).


Preparación (2º levado, jarabe y horneado):

JARABE:
~Para el jarabe, tan sólo ponemos a calentar los ingredientes en un cazo y cuando hierva, apartamos del fuego, dejándolo templar hasta que lo necesitemos.

 MASA:
~Una vez que la masa haya doblado su volumen, destapamos y le damos un golpe seco con el puño, para desgasificarla. Sacamos del bol y amasamos un poco (va a perder de nuevo el volumen). 

~Hacemos bolitas más o menos del mismo tamaño, (si queréis, podéis pesarlas para que queden más iguales), y las vamos colocando sobre una bandeja de horno enharinada o con papel vegetal, bien separadas unas de otras para dejar que crezcan.

~Encendemos el horno  a 180º para que se vaya precalentando y así aprovecharemos el calor para colocar la bandeja con las bolitas al lado, para que aumenten de nuevo.

~Tapamos nuestra bandeja de bolitas con papel film (que no quede muy apretado, para que puedan aumentar de tamaño), dejamos al lado del horno o en un lugar cálido otros 30 minutos o hasta que dupliquen su tamaño.

~Cuando hayan duplicado su tamaño, destapamos la bandeja y bañamos los bollitos con nuestro jarabe, Metemos al horno y horneamos 15 minutos.

~Pasados los 15 minutos, sacamos y bañamos con más jarabe nuestros bollitos y llevamos a horno de nuevo otros 5 minutos.

~Pasado este tiempo, apagamos el horno y abrimos la puerta, dejándolos 5 minutos más antes de sacar y colocar sobre una rejilla para que enfríen por completo.





Valoración del chef: Son unos bollitos muy ricos que vienen genial para cualquier ocasión...Asaltos, no-asaltos, meriendas, no-meriendas, cumpleaños, no-cumpleaños...

Valoración final del chef: 6 guaus.

El resultado, aunque se hizo esperar, mereció la pena. (Espero que el desastre en la cocina de Marisa, también lo haya merecido y que el chef le haya dejado uno de nuestros postres a modo de presente).

Si queréis, podéis rellenarlos o huntarlos, o incluso acompañarlos de un chocolate como dice Marisa, de cualquier manera están espectaculares =)

Y con estos bollitos, os dejamos seguir dormitando en la cama el domingo entero. Cuando os levantéis, no os olvidéis de visitar al resto de nuestros compis de asalto, que lo han hecho también genial desvalijando a la pobre Marisa.

Disfrutadlo y disfrutad mucho de los dulces.

¡¡¡¡Abrazo de osete rebollete!!!!