jueves, 21 de enero de 2016

Recetas en la "re-cámara"

Cuando en el 2016 te pones propósitos, las buenas intenciones y las motivaciones duran, por norma general, un par de semanas.
Un mes para los más motivados. Cuky no entra en esta categoría... De hecho, Cuky no hace propósitos. Él es más práctico, y más sincero, "si no los voy a cumplir pa'qué prometo"...
Pues tiene razón.
Si total...No le hace falta proponerse nada. Él es perrunamente feliz en todo su peludito esplendor.

Pero como a mí me gustan los retos y tengo alma de penitente, este año tenía que proponerme algo, y cumplirlo. Ir al gimnasio ya no valía. Ni me lo pensé. Lo abandoné en septiembre al empezar las clases y me da que hasta que llegue Junio no vuelvo, como pasa todos los años. Así que, quería ser práctica y sincera, como Cuky.

Y pensé en el blog, pero sobre todo, pensé en la cámara tan súper estupenda que me trajeron los reyes por haber sido buena...(Si os lo preguntáis, a Cuky también le trajeron regalitos porque es un peludito muy bueno y muy cocinitas, como sabéis...Así que, sus regalos fueron toooodos reposteriles y dulces...Y él encantado, claro). Como decía, había pensado en esa cámara taaaaaan maravillosa que llevaba taaaanto tiempo pidiendo. Porque tanto el peludito como yo, teníamos ganas de plasmar nuestros postres de la mejor manera, para poder compartirlos con vosotros también de la mejor manera. Poder transmitiros en las fotos y casi haceros llegar el aroma de nuestros postres...(Estaría guay que inventasen un catador-virtual,¿eh?.)


Pues, en vista de que el año 2015 no le pudimos prestar al blog todo el tiempo que quisimos y que nos propusimos, este año quería proponerme organizarme mejor, entre otras cosas, en el blog, ya que, siempre nos vemos con el tiempo justo para hacer las recetas y sobre todo, las fotos y los post...Porque claro, el chef es el chef y no puede hacer las fotos él ¬¬... (nótese el sarcasmo). Eso sí, me hace recalcar que siempre está aquí a mi lado, té en mano, supervisando los post y leyendo los comentarios.

Pues bien. Empezamos mal el año. No por la cámara, que es genial y que ya nos dimos prisa en estrenar (para la merienda con Tamara y Gemma ya hicimos fotos con ella), sino porque ya vamos mal de tiempo. ¿Cómo puede ser?, ¿qué hacéis con el tiempo?, ¿lo untáis de nata y os lo coméis?, no es así, pero sería buena idea.
No nos preguntéis qué hacemos con el tiempo, nosotros tampoco lo sabemos. Pero el caso es que no nos llega. Nos hacen falta días de 48 horas, "días duplo" que bautiza el chef. Eso sí, para descansar también el doble, que no tiene ni un pelo perruno de tonto.

Tan mal, tan mal vamos de tiempo, que esta receta es ya del verano del 2015...(sí,...pa'matarnos). En verano, con el calor y las vacaciones, solemos cocinar, aunque menos, porque no somos suicidas y no nos da por encender el horno a menudo. Pero cuando lo hacemos, guardamos las recetas para publicarlas a la vuelta.
Y esta tarta de queso y galletas lotus es un buen ejemplo.
Es una de esas recetas de la "re-cámara" (nótese el juego de palabras, porque en esta receta no usamos la cámara nueva...Ayyyyy, calamidades...), que nos salvan cuando no tuvimos tiempo de hacer ninguna otra para el blog...

Pero de esta semana no pasa.
Esta semana sacamos tiempo.
Aunque tengamos que comprarlo.
No vamos a entrar en la estadística de propósitos no cumplidos en año nuevo...Al menos, no hasta febrero...

Lotus Cheesecake


Ingredientes para la base: (En un molde de unos 18-20 cm):
~200 grs. De galletas lotus
~100 grs. De mantequilla


Ingredientes para el relleno:
~600 grs. De queso de untar (tipo Filadelfia)
~2 huevos L
~1 yogur natural entero
~175 grs. De azúcar moreno
~2 cucharaditas de pasta de galletas lotus 
~100 grs. De galletas lotus 
~2 cucharadas de nata para montar 
~1 cucharada de harina


Ingredientes para la cobertura y decoración:
~150 ml. De nata para montar (con al menos el 35,1 de grasa)
~50 grs. de azúcar moreno
~3 cucharaditas de pasta de galletas lotus
~Galletas para la crema y para espolvorear por encima (o como aquí decimos...Galletas "a pastu").
Preparación de la base:

~1. Trituramos las galletas y ponemos a derretir la mantequilla en el microondas o en un cazo. Cuando la mantequilla esté completamente líquida, verteremos sobre las galletas trituradas(deberá quedar un polvo lo más fino posible), y mezclamos bien.

~2. Forramos el fondo de nuestro molde con papel vegetal y ponemos la mezcla de galletas en el fondo, apretando bien para hacer una base compacta. Llevamos el molde a la nevera mientras hacemos el relleno.


Preparación del relleno:

~1.Precalentamos el horno a 170º, con calor arriba y abajo.

~2. Batimos el queso a velocidad baja, hasta que quede cremoso, e incorporamos el yogur, sin dejar de batir, hasta que la mezcla sea homogénea.

~3. A continuación, mezclamos los huevos a parte con la nata, revolviendo tan solo un poco para romper las yemas e incorporamos esta mezcla a la mezcla anterior de queso y yogur, batiendo de nuevo a velocidad media hasta que quede homogéneo.

~4. Añadimos el azúcar, y batimos de nuevo. A continuación, añadimos la pasta de lotus, sin dejar de batir.

~5. Seguimos con la harina, la que tamizaremos y añadiremos poco a poco, mientras seguimos batiendo.

~6. Por último, añadimos las galletas lotus, trituradas (podéis dejar pedacitos más grandes si os gusta encontrarlos ;) ), pero esta vez sin batir, mezclaremos un poco con una espátula.

~7. Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla encima llevando al horno al que bajaremos la temperatura a 160º para hornear unos 45 minutos.

~8. Pasado este tiempo, bajamos el calor del horno a 150º y dejamos 10 minutos más o hasta que que veáis que, al mover un poco el molde, no se mueve como un flan.

~9. En ese momento, apagamos y dejamos con la puerta entreabierta 5 minutos antes de sacar y dejar enfriar sobre rejilla, sin desmoldar.

~10. Cuando haya enfriado por completo, llevamos a la nevera sin desmoldar aún, y lo dejamos al menos 2 horas. Lo mejor es dejarlo de un día para otro, pero si no podéis aguantar (como le pasa muchas veces al peludo), con que aguantéis 2, basta ;)
Pasamos una espátula por los bordes del molde antes de desmoldar con mucho cuidado, y preparamos la cobertura y decoración.

Preparación de la cobertura y decoración:

~1. Sacamos la nata de la nevera, que deberá estar muy fría y montamos bien en un recipiente de cristal o metálico. Cuando empiece a montarse, vamos añadiendo el azúcar poco a poco, sin dejar de batir. Añadimos también la pasta de lotus a continuación y batimos hasta que se haya mezclado bien.

~2. Seguimos batiendo hasta que la nata quede bien firme, pero sin pasarnos para que no se corte.

~3. Con nuestra boquilla favorita, decoramos la tarta que ya estará fría y desmoldada y espolvoreamos por encima unas cuantas galletas lotus trituradas que serán "la guinda del pastel".
Valoración del chef: ¡¡Gruff, gruff!!... Y ¡gruff otra vez!...Hace meses desde que me empaché con esta tarta de queso y todavía puedo acordarme de su sabor a galletitas lotus...Qué ricas están...Voy a ver si todavía quedan...

Valoración final: 8 guaus.

Sí...Ya sé que el juego de palabras del título no fue muy bueno, pero esta semana no estamos nada inspirados...Quizá hoy, que ya es jueves, que olemos el fin de semana cerca (el peludo más que yo, que tiene mejor olfato), pues igual, igual, sólo igual, nos inspiramos. Que va a ser que sí.
Así que, la semana que viene, como nos pusimos ya las pilas, os espera otra rica receta...
¡¡Y otra merienda!!...
Chan, chan chaaaaan...
Ya tenemos ganas de que llegue =)

Entre tanto, disfrutar del fin de semana, que pasa en un abrir y cerrar de ojos.
"¿Cómo?,¿que estamos ya a lunes?, ¿pero cuándo pasó todo esto?, ¿y dónde estaba yo?..." Es lo que decimos el peludín y yo cuando suena el despertador el lunes de buena mañana...
Habrá que hacer un rico postre para no pensar en ello.

¡¡Sed felices!!
¡¡Abrazo de osete relleno de galletitas!!

Honey Kiss.