martes, 7 de abril de 2015

Pan de plátano

Antes de nada, pedimos perdón por no haber publicado esta semana pasada, porque estabamos un poco ocupados, (no recogiendo estropicios de Cuky, aunque también podía ser).
Sin embargo, hoy aunque me encuentre un poco "pocha" por algo que me sentó mal el finde, tenía ganas de escribiros y enseñaros este postre tan rico que tanto ha gustado al chef. Y sobre todo, tan sencillo de hacer.

Cuando llegamos de nuestro fin de semana en Barcelona, cargados de maletas hasta arriba, con un frío que calaba los huesos y cansados, el niño grande, posó el primer pie en casa... sobre una piel de plátano. 
A continuación, todo vino "rodado"... Literalmente, porque resbaló con la susodicha piel, todo lo largo que era, tirando las maletas que traía consigo y agarrándose a lo que tenía a mano: la cortina del pasillo. Al final, cortina, niño-grande, jarrón y cuadro, acabaron en el suelo. Pensé que era el momento ya de encender la luz, (sí, tarde). 
Me valía más no haberla encendido. Porque, además de los restos del "platinicidio", había un montón de pieles más de plátano, esparcidas por todo el pasillo...Hasta la cocina.
Entonces entendí por qué el chef no había salido a recibirnos.
Tenía miedo. Había armado alguna y sabía que acabábamos de llegar.
Yo también tenía miedo, pero por ver lo que me encontraba, viendo cómo estaba el pasillo.
Ayudé al niño-grande a levantarse y lo dejé reposando un poco en la cama con cara de "véngame".
Estaba cansada y no se me ocurría ninguna buena reprimenda, así que, dando saltitos para esquivar las mondas de plátano del pasillo, fui hasta la cocina y...
.....
.....
....Encontré al chef disfrazado de plátano....
....Y más mondas por toda la cocina...Además de los churretes que inundaban las paredes y el suelo. Pero lo mejor de todo fue...El olor que desprendía el horno.


Por lo visto el chef, llevaba todo el fin de semana cocinando panes de platanitos, como él los llama, "platanitos".
Tras ver un programa americano en el que cocinaban postres típicos "yankees", el peludito se quedó preguntándose a qué sabría ese pan de plátano que tanto les gustaba. ¿Sabría a pan o a bizcocho?, ¿qué textura tendría?, ¿se notaría el plátano o sería como el carrot cake que tanto nos gusta?, y sobre todo,¿quedaban plátanos y nueces para ponerse manos a la faena?. En ese punto, se fue corriendo a la cocina para comprobar que no, no quedaban plátanos.
Se fue corriendo a comprar plátanos y no se le ocurrió cosa mejor que comprar un palé entero, "¿qué puede salir mal?", pensó.
Mal, mal...en teoría, nada. 
Horneó el primero y tras probarlo y devorarlo en un plis, pensó en prepararse otro para cenar.
Como se vio con hambre, preparó dos en lugar de uno. Ahí ya iban 3 "bananas breads". Quiso prepararse otro para el desayuno, y pensó que sería mejor tener un par para "por si a caso"...
El caso es que, el lunes, cuando llegamos, llevaba ya su décimo pan de plátano y ya tenía cara de plátano y cuerpo de plátano, además de haber plátanos por todas partes.
Tenía "platicismo".
Como me pareció que ya había comido bastantes plátanos, (aunque sea fruta, yo creo que tiene que ser malo comer tantos en tan poco tiempo, no me digáis que no), decidí que ese último lo comeríamos nosotros y dejaría al chef limpiando todos los restos del naufragio, eso sí, con disfraz de plátano incluído...
Y ahora diréis que soy mala pero, decidí ponerle una mochila porque me recordaba a "Mochilo" y estaba muuuy simpático...

"Banana Bread"
(Pan de plátano)

(Receta del chef):

Ingredientes:

~225 azúcar moreno
~2 huevos L
~3 plátanos maduros(200 grs.)
~225 grs. De harina
~2 cucharadas de leche
~100 ml. De aceite de oliva
~2 cucharaditas de levadura
~1 cucharadita de canela
~1 cucharadita de jengibre
~1/2 cucharadita de nuez moscada
~100 grs. De nueces picadas
~Una pizca de sal


*Nota: El chef os recomienda que los "platanitos" estén maduros.
Preparación:

~Precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestro molde. Cukyto escogió uno alargado.

~Machacamos con un tenedor los "platanitos" y picamos las nueces, dejando algún trocito grande si es que os gusta que se note.

~Por un lado, batimos los huevos con el azúcar, al menos un par de minutos.

~A continuación, añadimos el aceite y la leche, batiendo de nuevo hasta que quede todo bien homogéneo. Seguidamente, añadimos los plátanos, machacando y mezclando bien con un tenedor.

~Por otro lado, tamizamos los ingredientes secos: harina, levadura, especias y añadimos la sal. Todos estos ingredientes, los añadimos a la mezcla anterior de ingredientes húmedos, con movimientos envolventes. Podéis usar una lengua de gato, una pala o una cuchara.

~Por último, sólo nos queda añadir las nueces, mezclando bien.

~Vertemos nuestra mezcla en el molde ya engrasado y horneamos a la misma temperatura unos 30-35 minutos. Debéis estar atentos pues, si lo hacéis mucho, os quedará más seco. A nosotros nos gusta que quede tierno, esponjoso y bien blandito, así que lo dejamos hacerse poco, para que quede con textura de bizcocho.

~Sacamos y dejamos enfriar 5 minutos en el molde para desmoldar y dejar enfriar por completo sobre rejilla.


*Nota: Si os animáis y tenéis a mano un poco de chocolate, podéis añadírselo, que le dará un toque súper rico. Ese fue el decimo tercero pan de plátano del chef, con chocolate. Para entonces ya estaba harto de los panes de plátano, los plátanos y de recoger mondas, así que, creo que se quedará una temporada sin catar de nuevo este postre...Él se lo pierde.
Valoración del chef: Es un postre de muchos guaus. Demasiados guaus. Tantos guaus que sólo de pensarlo ahora creo que el chef se marea. Puede que sea de haber comido tantos. (Nota mental: comer menos=menos empachos). A mí me gusta que esté tierno, como un bizcocho esponjoso y con saborcete a platanitos.

Valoración final del chef: 8 guaus!!
Los platanitos le dan un toque muy especial al bizcocho, y las nueces ya son la "guinda del pastel". No es nada empalagoso y viene genial para un desayuno o "mirienda" con un poco de leche, aunque sólo también está genial porque no queda nada seco.
Espero que os animéis a probarlo pero no cojáis el mismo empacho que el chef.


Recordad que aún seguimos de sorteo.
Podéis clickar en el logo para ver las bases si aún no habéis participado.
Muchas gracias a todos los que nos felicitasteis, a todos los que participáis y a todos los que nos seguís leyendo =)

Y con esto y mi congestión, nos despedimos hasta el próximo post.
No se puede salir a cenar y comer como si no hubiera mañana...

¡¡Abrazo de osete congestionado y relleno de salmones!!
Sed felices y comed muchos dulces =)