martes, 10 de marzo de 2015

Nuestro primer reto con "Reposteras por Europa": Austria

Cuky siempre fue un peludito de mundo. Siempre le gustó viajar, conocer otros países, sumergirse en otras culturas y trabajar en los sitios a los que iba, aunque fuese por poco tiempo, como cuando trabajó de gondolero, o cuando trabajó un mes de verano en Ibiza poniendo copas en su discoteca, (la cual duró el mismo tiempo), o cuando trabajó como agente de bolsa en Wall Street...
Sí...Fueron períodos breves pero intensos. Todos ellos.
Y Cuky sabe sacarles partido, como a una buena receta, Así que, cuando de viajar y cocinar se trata, no puede estar más contento. Allá se fue a Austria a buscar una receta que le convenciese para el blog.
Y para ello, se entrevistó con las buenas gentes de Austria, comió y bebió (de "papu"), y recorrió las calles austriacas hasta dar con la receta que él creía perfecta para este primer reto en el que participábamos.

(Este mes fue Carolina, de "Carris Cupcakes", la encargada de escoger destino. Os animamos a que os deis una vuelta por su blog. Nosotros la hemos conocido gracias al reto...Qué bonito esto de conocer blogs gracias a retos y concursos divertidos =))


Dijo que le costó,(aunque siempre le cuesta), pero dio con la receta ideal: Unos buñuelos a la vienesa, que son parecidos a las berlinas que conocemos, pero más suaves y ligeras. 
Y también tenía el relleno perfecto. El relleno con el que al niño-grande se le caería la baba: crema pastelera.
Buñuelos a la vienesa:
(Faschingskrapfen)

(Receta adaptada de varias páginas extranjeras de cocina):


Ingredientes para la masa madre:

~50 ml. De leche entera templada
~25 grs. De levadura de panadero (1 cubo)
~50 grs. De harina de fuerza


Ingredientes para el resto de la masa:

~65 ml. De leche
~300 grs. De harina de fuerza
~2 yemas (de huevo L)
~50 grs. De azúcar blanco
~50 grs. De mantequilla sin sal
~Media cucharadita de sal
~Una cucharadita de emulsión "Princess cake and cookies"*

Nota: *Podéis sustituir la emulsión por ralladura de limón y un pelín de jugo (como media cucharadita).


Ingredientes para el relleno:

~Crema pastelera (click aquí)
Preparación de la masa madre:

~Disolvemos la levadura en la leche, que deberá estar templada. Cuando se halla disuelto, incorporamos la harina tamizada, y revolvemos bien. Nos quedará una masa espesa, parecida al pegamento. Tapamos con film y dejamos en un lugar cálido un par de horas, hasta que duplique su volumen.


Preparación del resto de la masa:

~Entre tanto, seguimos con la otra parte de la masa. Mezclamos los huevos con el azúcar e incorporamos la leche. (Podéis hacerlo con varillas, manualmente, o con un tenedor). 

~A continuación, añadimos la emulsión o ralladura, la sal y la harina, tamizada. 

~Por último, añadimos la mantequilla, que deberemos haber sacado de la nevera al menos una hora antes. La partimos en cubitos para que nos sea más fácil integrar con el resto de ingredientes. Esta parte ya tenéis que hacerla a mano, os resultará mucho más fácil. Deberemos mezclar bien la mantequilla, sin que nos quede ningún trocito.
Preparación del total de la masa (añadiendo la masa madre fermentada):

~Cuando hallan pasado las 2 horas y nuestra masa madre halla fermentado, la añadiremos a la mezcla de masa sin levadura que teníamos. Al principio os costará un poco porque es una masa muy pegajosa y "rebelde",(el chef estuvo peleándose con ella un buen rato). 

~Cuando todos los ingredientes se hallan integrado bien y tengamos una masa homogénea, haremos una bola y la dejaremos en un bol tapado con papel film. Lo dejamos nuevamente en un lugar cálido un par de horas, hasta que duplique su volumen.

~Pasado este tiempo, amasaremos ligeramente y haremos bolitas de unos 60 grs. que iremos colocando sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal, dejando espacio entre cada bolita para que puedan levar bien. Aplastamos las bolitas ligeramente y tapamos la bandeja con papel film de nuevo. Esta vez sólo lo dejaremos media hora reposar.

~Calentamos abundante aceite y freímos nuestros buñuelos a fuego medio-alto, lo justo para que se doren por cada lado. Sacamos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

~Dejamos enfriar y rellenamos, (en nuestro caso con crema pastelera), y espolvoreamos con azúcar glass.


Nota: Podéis rellenarlos de mermelada, nutella, nata, merengue,... ¡O uno de cada y poneros las botas! ;)
Valoración del chef: Son unos buñuelos que querían ser berlinas y se quedaron en medio-donuts. Como seguramente os pasará como a mí, ¡guau!, los comeréis pronto y no dará tiempo de que se pongan duros, ¡¡gruf, gruff!!.

Valoración final: 6 guaus, (la crema también tiene lo suyo, todo hay que decirlo,¡gruf!).
Si os gusta amasar y embadurnaros de harina, como al chef y a mí desde bien pequeña, esta receta es para vosotros. Igual encontráis pesado lo de amasar, dejar reposar, volver a amasar, dejar reposar de nuevo,... Pero veréis cómo en seguida le cogéis el truquillo. Es cuestión de hacer unas cuantas recetas con masas que requieran tiempos de levado y coger la costumbre, veréis cómo en seguida le cogéis el gustillo y queréis hacer máaas, y probar máaasss, y hacer máass y probar máaas aún... Eso sin duda, es lo mejor.


Si os animáis, pasad por el blog de "Tothom a la cuina" para echarle un vistazo a Pili y al reto de "Reposteras por Europa", seguro que os engancha ;)
Nosotros ya estamos deseando ver cuál será el siguiente destino. Ya tengo a Cuky preparando el atillo...

Sed felices, comed muchos dulces y disfrutad de los rayitos de sol que tenemos, y si os gusta la lluvia como a mí, ¡disfrutad de la lluvia!.

¡Un besote de osete aventurero!

Honey Kiss.

Peace, Love & Music.