domingo, 24 de noviembre de 2013

¡¡Al abordaje!! Nuestro primer asalto.

No, no estamos en un rin de boxeo, ni nada parecido. Hoy os traemos algo muy especial. Es un postre de otro reto, (sí, dos seguidos, ya os dijimos que los cogimos con ganas...jaja). Esta vez se trata del reto del "Asaltablogs", que organiza Gastroandalusí, y en el que teníamos muchas ganas de participar. El reto consiste en coger prestada una receta de un blog asaltado cada mes. Este mes el blog asaltado era el de "Rossgastronómica", (os animamos a que le hagáis una visita, si es que no la conocéis ya).
Tenemos que decir que, nos costó elegir. Había muchas recetas ricas y apetecibles, y ya sabéis que, cuantas más opciones tienes, más te cuesta decidir. Primero echamos un vistazo. Por supuesto, la receta debía ser dulce, Cuky ya lo tenía claro, eso no era negociable, (a este paso se le van a caer los dientes de tanto azúcar). En el segundo vistazo, seleccionamos muchas algunas recetas. En el tercero, hicimos un repaso de las escogidas y eliminamos algunas más. Y en el último, lo hicimos a votación familiar. Esta fue la situación...:

-(Cuky): Guauu, guauu, gua, gu, ¿guau, guau?.
-(Kim): Que dice Cuky que de estas recetas, ¿cuál os apetece comer este finde?.
-(Populacho): El bizcocho.


Y así fue. Una votación sin trampa ni cartón. Unánime. Así presta hacer las cosas.

Como veréis, es una receta que pasa de blog en blog, como la patata caliente del Gran Prix, que pasa de mano en mano. Y esto es lo bonito de los blogs de repostería en particular, y gastronómicos en general, el compartir las recetas y las experiencias, incluir mejoras, (si es que se necesitan), y compartir trucos.

Este esponjoso, delicioso y tierno bizcocho que os presentamos hoy, lo sacamos de las recetas de Rosalía, (RossGastronómica), como os contábamos, que a su vez encontró en el blog de Marga ( "La cocina de las casinas"), (que os invitamos también a visitar, que además, es de la tierrina =) ), y que a su vez, sacó del "Reto de Tía Alia",... Ya veis, es todo una cadena-dulce.

Como sabemos que tendréis ganas de conocer la receta, y nosotros de contaros nuestra experiencia con ella, vamos ya a la miga del asunto.

~~~~~~~~

Bizcocho de nata (Rossgastronómica):


Ingredientes:

-200 ml. de nata para montar (que tenga al menos 35 % de materia grasa. Nosotros utilizamos la de Central Lechera, que tiene un 35,1%. Parece que no, pero os aseguramos que ese 0,1% marca la diferencia).
-150 grs. de azúcar blanquilla
-2 huevos L
-200 grs. de harina
-1/2 sobre de levadura química (tipo royal)
-Unas gotinas de zumo de limón
-Azúcar glass para decorar



Preparación:

-Precalentamos el horno a 180º y preparamos nuestro molde. Podéis utilizar el spray del que os hablamos otras veces para desmoldar, o mantequilla y harina a la antigua usanza. Nosotros, esta vez, nos decantamos por la mantequilla y la harina. Si no lo conocéis o no lo habéis utilizado, el procedimiento es simple: Cogéis un poco de mantequilla y la extendéis con la mano por todo el molde, sin dejar ningún hueco y sin dejar trocitos de mantequilla. Debe estar bien untado por completo. Para terminar, espolvoreáis un poco de harina sobre el molde, girándolo mientras le dais pequeños golpecitos para que se esparza por todos los huecos y quitando el exceso.

-Comenzamos montando la nata. Para que monte mejor, debe estar fría.
Cuando la nata empiece a coger cuerpo, vamos añadiendo el azúcar poco a poco, sin dejar de batir. Seguimos batiendo hasta que la nata coja la máxima consistencia.

-Batimos los huevos ligeramente y los vamos añadiendo de uno en uno a la mezcla de nata, batiendo entre cada adición hasta que estén incorporados por completo.

-Por otro lado, tamizamos la harina y la levadura, y las incorporamos poco a poco a la mezcla anterior, con movimientos envolventes para evitar que se nos baje la mezcla. Hay que prestar atención para que no se formen grumos, por eso es mejor añadirla poco a poco y con paciencia.

-Por último, añadimos las gotinas de limón.


-Vertemos en nuestro molde preparado y horneamos a la misma temperatura durante unos 40-45 minutos, dependiendo del horno y vigilando siempre. Aseguraos de que está hecho introduciendo un palillo. Si sale seco, está hecho. Procurad, (y esto es muy importante para todos los bizcochos que hagáis, no abrir el horno hasta que lleve al menos 2/3 partes del tiempo de cocción). También es importante que, si veis que se os va a quemar por arriba y todavía no está hecho por el centro, cubrid con papel de albal la superficie.

-Una vez saquemos del horno, lo dejamos enfriar en el mismo molde. Cuando haya enfriado, desmoldamos con cuidado y presentamos en un plato, espolvoreando con azúcar glass, o si lo preferís, con otro tipo de cobertura, (chocolate dice Cuky).


Los ingredientes, como veréis, están tal cual. No quisimos cambiar nada de la receta porque nos parecía perfecta. El resultado es un bizcocho esponjoso, tierno y riquísimo. Nos encantan los ingredientes que marcan la diferencia en los postres, y en este caso, es la nata la que aporta ese toque tan particular y especial a este estupendo bizcocho.
Qué más os podemos decir...Tenéis que probarlo sí o sí. Y si además, por recomendación de Cuky, le añadís una taza de chocolate caliente, al calor de una estufa/brasero/manta, la combinación ya es perfecta.

Honey Kiss

Peace, Love & Music.