martes, 15 de octubre de 2013

Concurso "Primer CumpleBlog" de Manzana & Canela

Había una vez una receta...
Una receta que nos parecía perfecta en todos los sentidos.
Perfecta porque para el niño-grande era perfecta, ya de primeras.
Perfecta porque es sencilla, (a pesar de los mitos que circulan sobre ella...), se necesitan pocos ingredientes y se hace en un periquete.
Perfecta porque está buenísima.
Perfecta porque vale tanto para después de la comida, como para el desayuno, como para picar,... Y en cualquier situación: con amigos, familia, sol@ con una mantita ahora que ya llega el frío...
 
Y perfecta porque, esta forma de hacerla en concreto, es típica de la tierrina =)
En resumen: teníamos que hacerla. Y tan perfecta nos parecía que, cuando vimos el concurso del primer "CumpleBlog" de Montes (Manzana & Canela), nos dijimos "allá vamos".
 

 

 
Dicen que para gustos colores, pero para Cuky y el niño-grande, si hay un arroz "güeno" de verdad, es el espesín, de ese que metes la cuchara y se sujeta, sin ser por ello pastoso. Como muchos postres, siempre hay varias versiones y varias formas de hacerlo, según la familia o la provincia donde se haga. En León, por ejemplo, es algo más líquido.
En seguida veréis que, aunque uno de los mitos, (y por el que muchas veces no nos atrevemos a hacer esta receta), sea lo de: "es que hay que estar todo el tiempo removiendo",..."dicen que si no tienes cuidado, se te pega",... etc, etc.. Esta receta es más sencilla de lo que parece.
La mejor de las versiones, como siempre, la de las abuelas. Y es que no hay postres mejores que esos. Preparados con más cariño y más amor que ninguno. Ese es un ingrediente indispensable que consiguen las abuelas. Por ello, os presentamos el arroz con leche de mi abuela (la bisa de Cuky).
 
~~~~~~~~
 
Arroz con leche asturiano:
 
 
 
Ingredientes para 4 raciones abundantes ó 6 pequeñas:

-1 tazón de arroz de grano redondo
-1 tazón y medio de agua (Esto es más o menos a ojo, porque lo que debéis ver es que el agua cubra tan sólo el arroz.)
-1 litro y medio de leche entera. (Nosotros usamos fresca, si la encontráis, mucho mejor. Tenéis una en el mercadona que, aunque no es típica, os puede servir también.)
-1 cucharada sopera de mantequilla
-3 cucharadas soperas de anís
-8 cucharadas de azúcar blanco
(aunque esto puede ir al gusto, al igual que el anís).
-Media cucharadita de sal
-La corteza de 1/2 limón
-1 cañina de canela
-Canela en polvo para decorar
 
 
 
Preparación:
 
-Por un lado, ponemos a calentar la leche en un cazo con la rama de canela, la corteza del limón y la sal, sin que llegue a hervir. Apartamos y reservamos.
 
-Por otro lado, ponemos a cocer el arroz con el agua, cubriéndolo tan solo, hasta que lo absorba por completo, (mucho cuidado de que no os pegue al cazo).
 
-Cuando el arroz haya absorbido el agua, añadimos la mitad de la leche que teníamos ya caliente y removemos. Dejamos que lo vaya absorbiendo y vamos añadiendo un cacito de leche poco a poco, removiendo para que no se nos pegue. El tiempo de cocción será de unos 50 minutos.
 
-Cuando hayamos añadido toda la leche, (excluyendo la corteza del limón y el palín de canela), y el arroz aún esté caldoso, (ya que, al enfriar espesará), añadiremos la cucharada de mantequilla, después el anís y, por último, el azúcar. Es muy importante que cuando añadamos el azúcar no dejemos de revolver, porque es cuando más riesgo corremos de que el arroz se pegue al cazo. Revolvemos unos 4 minutos y vertemos en los tazones que tengamos preparados.
Espolvoreamos por encima canela, mientras aún esté caliente, y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de meter en la nevera. Es importante dejarlo en la nevera al menos unas 2-3 horas antes de consumir, se nota la diferencia. Podéis taparlo con papel film para que no se seque demasiado ni coja olores.
 
 
 
Como siempre, esperamos que hayáis disfrutado de la receta y que la probéis en casa.
Con ella es la primera vez que participamos en un concurso, así que, estamos muy ilusionados y contentos =)
Os animamos a que paséis por el blog de Manzana & Canela y disfrutéis de sus maravillosas recetas y, si os animáis, participéis también en el concurso.
 
 
Honey Kiss.
 
Peace, Love & Music.