miércoles, 21 de noviembre de 2012

Día de partido

El viernes tocaba, como cada, más o menos, quince días, hacer visita al Molinón.
Pero, antes, tocaba también hacer postre de fin de semana.
Y esta vez nos apetecía comer cupcakes.
Unos cupcakes tradicionales. Porque en casa somos así. Tradicionales. Buscando y creando recetas innovadores pero, siempre, siempre, con un toque tradicional. Y si no lo tiene, lo ponemos nosotros.


Es así como se nos ocurrió hacer una versión adaptada de un postre tradicional que le suele gustar a los grandes y a los peques de la familia.


Cupcakes de natillas y galletas...
Sí...Porque suponemos que ya sabéis que pueden hacerse versiones en cupcakes de todos o casi todos los postres del mundo mundial. Y esta, os aseguramos, es una muy, muy buena opción.


Antes de nada, pedimos disculpas porque las fotos no han salido como teníamos pensado...
El mantel no encaja con los cupcakes, y las fotos, (aún no sabemos por qué), se ven en un tono blanquecino...como en plan "ensoñación"...Aunque luego supusimos que era Cuky, que ya estaba salivando al lado de los cupcakes y empañó la cámara...
Y sabemos, gracias a una observadora amiga nuestra, que las capsulitas no son las ideales, y que el color de la buttercream y la decoración es muy monocromático, pero, entendednos.... Era viernes. Y había partido en el Molinón. Y ya llegábamos tarde... Bueno, en realidad llegamos bien. Pero es que nos gusta el ambiente que precede al partido.


 Por dentro llevan sorpresa.. Porque nos encanta encontrar sorpresas siempre que mordemos un cupcake...¿Eso es tradicional?...mmm...


Una vez terminados, agarramos el taper y corrimos hacia el Molinón para llevarle unos pocos a una amiga nuestra que trabaja allí. "Tita Vero" para Cuky.
 Lo que me hizo pensar y sugerirle al chef Cuky que necesitamos con urgencia una caja de estas tan monas y chulas para transportar cupcakes y tartas.

Los cupcakes, como de costumbre, no aguantaron el asalto del fin de semana y se quedaron en el domingo por la mañana, cuando amanecimos y ya no quedaba ninguno.
¿Pasará lo mismo si en Navidad, en lugar de turrón y mazapanes para los Reyes y Papá Noel, y agua para los camellos, dejamos cupcakes, galletas y postres navideños varios?, ¿Nos levantaremos la mañana de Navidad y de Reyes y sólo encontraremos las migas, como cada fin de semana?...



Honey Kiss.

Peace, Love & Music.
Cuky & Kim