martes, 30 de octubre de 2012

Chef por un día

El frío ha llamado este fin de semana a la puerta y, como las visitas pesadas e inesperadas, ha venido para quedarse muuuuuucho tiempo. Pero, a mí me encanta el frío, por lo que no supondrá un gran problema. Por lo menos para mí....


...Pero para el chef Cuky es otra historia...


Arropado cual oruga buscaba un rescoldo de calor en su pequeña camita, resguardado del frío otoñal.
 

Y, mientras tanto, afuera llovía a mares... Una tormenta de las buenas, de las que me gustan. De las que invitan a coger una de las mantas más calentitas y suaves y arrebujarte en el sofá viendo una peli y comiendo dulces...


Pero...Faltaban los dulces... Y Cuky no estaba por la labor de cocinar...


Así que, me tocó ser chef.


Y, ¿qué mejor que unos cupcakes otoñales...? Con sus ojitas, sus capsulitas otoñales, sus tonos marrones, amarillos... Y su sabor a kinder bueno...Mmmmmmm...
Cuando los estaba horneando salía un olorín del horno que...no se podría plasmar ni con todos los adjetivos del mundo... El frío fuera, la lluvia, el calor de la casa y, en especial del horno que emanaba ese aroma a chocolate... En resumen, un fin de semana de otoño con unos cupcakes de kinder bueno.

 
 
...Al final, pasaron la aprobación del chef.........
 


 
...El veredicto final es que, creo que me dejará al mando alguna vez más....

...Una en la que tenga muuuucho frío y no quiera despegarse de la cama....

Seguro que esa vez no tarda mucho en llegar...



Entre tanto, disfrutar del frío y los preciosos colores otoñales.



Honey Kiss.

Peace, Love & Music.
Kim

2 comentarios:

  1. Así tengo yo a Tecla, todo el día pegada a mi! ;) son adorables...

    ResponderEliminar
  2. Son tan cariñosinos...Una compañía estupenda =)

    ResponderEliminar

Tu comentario enriquece a este blog. ¡Cuky y yo te lo agradecemos con ilusión!